El entusiasmo de los vecinos de Ñuñoa  por participar sobre el urbanismo de nuestra comuna en las que hemos denominado Mesas Participativas, una instancia de diálogo, análisis, acuerdos e intercambio de opiniones que serán de gran utilidad para definir las futuras modificaciones del Plan Regulador Comunal, ha demostrado que ha sido una buena decisión el abrir este espacio de participación ciudadana temprana.

En los primeros meses de la puesta en marcha de estos encuentros, que son coordinados por el municipio, se han congregado de manera voluntaria más de 166 dirigentes representantes de las 37 juntas de vecinos de toda la comuna, organizaciones funcionales y vecinos. Es una participación constructiva, continua y responsable que nos permite lograr así el compromiso buscado, y realizar un trabajo de análisis y diagnóstico de la situación urbana por barrios y la comuna, en general.

Además, es bueno que se conozca que unos 14.000 vecinos se han integrado al proceso de participación a través de encuestas, consultas y asambleas, presentándose al municipio cerca de 3.500 opiniones de vecinos, canalizadas y gestionadas por los mismos dirigentes participantes de las Mesas. Se han llevado a cabo más de 60 jornadas de trabajo y una decena de visitas a terreno en, prácticamente, todo el territorio comunal.

El proceso de participación iniciado es conducente a resultados concretos, muestra de lo cual es que ya se ha llevado a cabo el “congelamiento de permisos de edificación” para el sector nororiente de la comuna, lo que ha tenido una gran acogida en la comunidad y fue el resultado de los acuerdos obtenidos en la Mesa Participativa de ese barrio.

Por otro lado, se han firmado más acuerdos con juntas de vecinos y organizaciones sociales de otras dos Mesas Participativas, del sector central de la comuna entre Irarrázaval y Grecia, a fin de respaldar el inicio de otro proceso de Modificación al Plano Regulador en ese sector y enviar a la Seremi de Vivienda la solicitud de “congelamiento” del sector que se encuentra, justamente, en proceso de consulta vecinal por parte de sus dirigentes.

En esta misma línea de participación se ha firmado el Convenio de Colaboración e Investigación Aplicada con la Universidad de Chile, a través de su Facultad de Arquitectura y Urbanismo, a fin de contribuir a la discusión sobre la revisión del plano regulador vigente, nutriendo y fortaleciendo la reflexión en torno a tan importante temática. Considerando que se comparten objetivos comunes y finalidades coincidentes, respeto a la necesidad de mejoramiento de las condiciones urbanas y de calidad de vida de barrio a escala humana, esta instancia de cooperación mutua es una oportunidad de apoyo teórico e intelectual de intercambio de información, visiones y análisis para el desarrollo de la comuna.

En este marco es que el viernes 29 de julio estudiantes del magíster de Urbanismo de dicha facultad expusieron, ante autoridades y vecinos, los resultados de la primera etapa de análisis y diagnóstico de eje Irarrázaval, parte de su proceso de postgrado y el cual es un valioso complemento del trabajo de las Mesas Participativas por barrios que se viene desarrollando desde noviembre del 2015.

Nuestro propósito como equipo comunal es abordar la planificación urbana invitando a todos los actores: vecinos, dirigentes, académicos y municipales, aportando de manera constructiva para satisfacer las necesidades de la comunidad local y asegurar su vínculo en el progreso económico, social, medio ambiental y cultural de la comuna de manera sustentable.

Esperamos que este trabajo conjunto de Mesas Participativas continúe en el tiempo y de frutos para una Ñuñoa con barrios amigables y un crecimiento armónico, como lo desean los vecinos y todo el municipio.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro