Cuando nos critican a nosotros, los medios de comunicación tienen razón. Cuando desde regiones nos sacan en cara que sobredimensionamos lo que pasa en la capital y minimizamos lo que pasa en regiones, tienen razón. Cuando nos acusan de una reacción histérica sobre un hecho de actualidad, tienen razón. Cuando nos dicen que tomamos y dejamos temas, también tienen razón. Cuando nos dicen que hay poca investigación de los casos, adivinen, tienen razón.

El caso más evidente es lo sucedido esta semana con el incendio en el vertedero Santa Marta en Talagante. El vertedero funciona allí desde hace 14 años. Los vecinos han presentado múltiples reclamos y el alcalde igual. Y a raíz del incendio, a raíz de que el tema se volvió regional, y no cualquier región sino que la Metropolitana, se transformó en un caso urgente de denuncia, de sorpresa, de acusaciones y de escándalo. El tema es que las denuncias siempre han estado ahí.

Salvo destacados casos, los medios tomamos y dejamos; reaccionamos en forma histérica y muy luego nos olvidamos; cobramos cuentas pero no seguimos para mirar si efectivamente se pagaron; dedicamos horas y horas al caso y a los dos días ni siquiera lo recordamos; actuamos en corto plazo.

El problema es que el caso del vertedero se repite una y otra vez. No exactamente igual, pero lo reconocemos en la chanchería de Freirina, los malos olores en Malloa, la falta de agua en Petorca, las moscas en Tiltil, la termoeléctrica de Coronel, la zona de sacrificio de Puchuncaví y un largo etcétera. Entonces volvemos a actuar de forma histérica, denunciamos y nos espantamos. Espanto que vuelve a extenderse por dos o tres días.

Lo que nos pasa a los medios de comunicación no es muy distinto a lo que le pasa al país. Y no es una forma de sacar culpas, sino de explicarlas. La mirada es de corto, cortísimo plazo. Preocupa lo de hoy y no lo de mañana. Las cosas son un escándalo hoy, pese a que desde hace años pasan, pese a que se han hecho denuncias, pese a que volverán a suceder.

El corto plazo, la mirada pequeña, la reacción histérica no sirven para un cambio de largo plazo. No la rechazo de plano porque creo que hay que reaccionar y molestarse cuando las cosas se hacen mal. Pero hay que proyectar a largo plazo cuando se busca que se mejoren para siempre.

En eso estamos "al debe", en eso estamos atrás, ahí hay una falencia, eso es parte de nuestro subdesarrollo.

La actualidad y me he demorado en entenderlo, no es sólo que haya un incendio en el vertedero Santa Marta. La actualidad también es qué hemos hecho y qué haremos para que no se repitan los casos Santa Marta. Es buscar las razones de lo que sucedió en Santa Marta e ir a las responsabilidades completas. Y además preguntarnos y buscar cuántos otros Santa Marta existen en Chile y qué estamos haciendo para que no se repitan.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro