Uno de los temas que genera gran interés en la ciudadanía es el relativo al urbanismo y la construcción, ámbito que abarca desde la ampliación de una casa o la construcción de un gran centro comercial.

Precisamente en esta materia, una persona requirió a la Municipalidad de Santa Juana una copia de la carpeta de la Dirección de Obras Municipales (DOM) de un inmueble urbano, de propiedad de un tercero, ubicado en la ciudad y comuna de Santa Juana, solicitud de información que fue denegada por dicho municipio. El argumento fue que el propietario del inmueble había señalado que estimaba improcedente que un desconocido accediera a información sobre su propiedad.

Ante esto, la persona recurrió al Consejo para la Transparencia que, tras analizar el caso, resolvió que la información es pública y debía ser entregada.

Según la Ley General de Urbanismo y Construcción, la construcción, reconstrucción, reparación, alteración, ampliación y las obras de urbanización de cualquier naturaleza, sean urbanas o rurales, requerirán permiso de la DOM, la que deberá exhibir, en el acceso principal a sus oficinas (durante sesenta días, desde la fecha de su aprobación u otorgamiento), una nómina con los anteproyectos, subdivisiones y permisos de construcción. Es decir, establece la publicidad general y para cualquier persona, de todos los antecedentes y documentos relativos a estas materias. Por lo tanto, se trata de información pública.

Sin perjuicio de lo anterior, y ejerciendo el rol protector que al Consejo para la Transparencia le corresponde en materia de datos personales, y a fin de conciliar la publicidad de esa información con el adecuado resguardo de dichos contenidos en los antecedentes requeridos, se hizo presente a la Municipalidad que en forma previa a la entrega de los antecedentes solicitados, debía tarjar los datos personales de contexto contenidos en la documentación consultada.