Como Sernam estamos a cargo de encabezar las políticas para generar condiciones de igualdad para las mujeres de nuestro país y acortar las brechas de inequidad de género que mantienen a las mujeres en una posición de desigualdad. En esta tarea de cambio cultural de fondo, las comunicaciones son un importante aliado a la hora de abrir caminos.

En marzo de este año como Gobierno, en una iniciativa conjunta de Sernam y del Ministerio Secretaria General de Gobierno, lanzamos la “Guía ilustrada para una comunicación sin estereotipos de género”, que convoca a todas las comunicaciones públicas a informar sin reproducir sexismos.

Hicimos esta guía para las comunicaciones del Estado porque consideramos que era necesario aunar criterios para dar a conocer las informaciones públicas de manera inclusiva y sin reproducir estereotipos sexistas.

Esta guía está disponible para ser descargada de manera masiva y sirve también a todos y todas quienes ejercen tarea en comunicaciones: del sector público, empresa privada, publicidad y medios de comunicación masiva.

En ese mismo sentido, hemos firmado con el Consejo Nacional de Televisión, Asociación Nacional de Televisión y la Asociación Regional de Televisión un convenio para contribuir a la prevención, protección y erradicación de la violencia contra las mujeres y consiste en la difusión del número 800 104 008 de Sernam, orientado a entregar ayuda e información sobre violencia, cuando se informe de ella contra las mujeres en noticias o ficción.

Acciones como ésta contribuyen desde la masividad que nos otorgan los medios al cambio cultural que valore a las mujeres por sus aportes y que fomente una vida sin violencia para todos y todas.

En los últimos meses hemos visto publicidades que relacionan a las mujeres con productos de limpieza del hogar. En medios de comunicación escrita, hemos leído titulares que califican como anticucho a mujeres acuchilladas por su pareja o justificaciones de “celos” y “amor” de los femicidios, además de caricaturas que mal representan la violencia contra las mujeres o que ridiculizan el acoso sexual callejero hacia las adolescentes.

Como sociedad tenemos el desafío de avanzar hacia un cambio cultural que modifique las relaciones entre mujeres y hombres sobre la base del respeto a los derechos humanos.

Dejamos hecha la invitación a sumarse al cambio cultural que se requiere para avanzar hacia un país donde la igualdad de derechos y deberes entre hombres y mujeres esté presente en todos los ámbitos, incluyendo las comunicaciones.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro