Impacto ha generado la noticia de un conflicto en la comuna de Maipú que terminó con un vecino atacando con un arma blanca a su vecina, cercenándole una de sus manos. Estos hechos sólo ponen de manifiesto la importancia de buscar mecanismos para las controversias vecinales que le permita encontrar a las partes una solución de manera colaborativa y pacífica.

Los conflictos entre vecinos pueden originarse por diversos motivos, como ruidos molestos, tenencia y cuidado de las mascotas, problemas en una comunidad de copropietarios o de un edificio, aseo y ornato, bienes comunes de uso público (plazas, canchas o parques), deslindes, cierres, ampliaciones, entre varias materias.

Por otra parte, debe tenerse presente que el ejercicio de un derecho no debiera nunca realizarse de manera abusiva o con desprecio del resto de la comunidad con la cual se comparte cotidianamente.

Hoy existen diversas instituciones que prestan servicios de asistencia gratuita en materia de conciliación, mediación o arbitraje para este tipo de asuntos. Una de ellas, es la Corporación de Asistencia Judicial –www.cajmetro.cl- que presta este servicio a través de  los Centros de Atención fijos y móviles, las Oficinas Especializadas, y los Centros de Mediación.

Otra iniciativa son las Unidades de Justicia vecinal impulsadas por el Ministerio de Justicia que tienen por objetivo acercar a la ciudadanía formas de resolución de conflictos vecinales y comunitarios,  con profesionales que facilitan un espacio para arribar a una solución en que las partes sean protagonistas de su solución, además del necesario acompañamiento que permita lograr los compromisos adquiridos.

Existen cuatro Unidades de Justicia Vecinal en la Región Metropolitana distribuidas en la zona Norte (Renca), Sur (Paine), Oriente (Macul) y Poniente (Cerrillos). Mayor información en www.minjusticia.gob.cl.

En cualquier caso, cuando una parte se sienta perjudicada, siempre podrá presentar una denuncia o querella infraccional ante el Juzgado de Policia Local de aquellas comuna donde se registre el conflicto. Sin embargo, es fundamental frente a este tipo de dificultades o diferencias que se registren entre dos vecinos o en una comunidad, generar instancias o espacios de conversación o negociación para encontrar una solución que posibilite una convivencia pacífica en el largo plazo.

Existen muchas experiencias que demuestran que la colaboración en una comunidad entrega muchos beneficios en la ayuda mutua que se pueden dar entre vecinos en caso de emergencias o prevención de la delincuencia, y por eso más allá de la molestia que me puede generar la conducta o acciones de un vecino o su mascota, la violencia no debe constituir la forma de solución, sino más bien buscar por todos los medios posibles que un tercero me apoye, sea como mediador o con la autoridad suficiente para sancionar un acción que constituya una falta.

Si requiere más información o tiene preguntas sobre éste u otros temas no dude en consultar en la Clínica Jurídica Derecho UC, donde lo atenderemos gratuitamente. Escríbanos al correo electrónico atenciondepal@uc.cl o bien, agende su hora de atención con un abogado al teléfono (56 2) 26862195.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro