El primer gran desafío ya está listo: la elección de los candidatos. En total son más de dos mil, con un 25% de mujeres y con más de 160 candidatos a alcaldes.

Más de mil de nuestros candidatos compiten este año por primera vez, y muchos de ellos son jóvenes llenos de energía. Abrimos las puertas para que jóvenes con liderazgo compitan por alcaldías como La Reina, Peñalolén, El Bosque, Maipú, Concepción, San Felipe, y muchas otras más. Hay energía y ganas de trabajar por Chile y jugársela por un país más justo y mejor para todos.

Creo que hemos tenido un proceso participativo, de motivación, en un momento en que nos decían que muy poca gente iba a querer participar en estas municipales por la UDI. Y yo estoy muy contento por esto, por seguir avanzando en un proceso de renovación de la política.

Pero eso es el precalentamiento, que fue exitoso. Ahora hay que jugar el partido y lo vamos a enfrentar con muchas ganas.

El eje central de la UDI va a ser darle sentido común al trabajo político con buenas propuestas para que Chile vuelva a funcionar después de dos años en que la izquierda ha hecho que el país se paralice y retroceda en todas las materias.

Una de nuestras misiones es derrotar a los alcaldes de Michelle Bachelet. Son 40 o 50 alcaldes que salieron electos por el impulso de la popularidad de la Presidenta pero no han hecho una buena gestión, y hoy tampoco se pueden resguardar en la popularidad de Bachelet, ya que no existe.

Que Chile vuelva a funcionar implica que hablemos de los temas importantes y trabajemos unidos en ellos. Las prioridades de los ciudadanos -aunque el Gobierno no lo quiera entender- están más que claras: combatir la delincuencia; retomar el crecimiento y el trabajo; incluir a los adultos mayores e la vida en comunidad, porque necesitan participar con fuerza mejorando sus pensiones, y mejorar la calidad de vida en los espacios públicos como plazas, transporte y centros de atención de salud.

Si logramos que se hable de esos temas con pasión y compromiso, y se hable menos de las reformas constitucionales, laborales y educacionales, Chile va a estar mucho mejor.

La UDI se tiene que focalizar en representar a la oposición ciudadana que hoy se expresa con tanta fuerza y empatizar con ese sentimiento, mostrando alternativas y respuestas mejores que las que da la izquierda. Tenemos que trabajar en unidad y con fuerza para lograr que Chile se desarrolle de una manera distinta y vuelva a funcionar.
Para ello, la elección municipal es una gran oportunidad. Yo tengo esperanza que Chile puede retomar el camino del progreso y del trabajo, y para eso vale la pena jugársela.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro