Los resultados de la Casen 2015 debieron haber sido entregados entre junio y julio de este año, meses en que históricamente se han publicado los datos. Estamos a mitad de septiembre y aún no tenemos los resultados de la encuesta Casen.

El 31 de agosto de este año se acordó en la Comisión de Desarrollo Social, Superación de la Pobreza y Planificación enviar un oficio al Ministerio de Desarrollo Social para consultar por el retraso de la entrega de los resultados de la Casen y la única respuesta que obtuvimos fue: “Serán entregados durante el segundo semestre”.

¿Por qué es tan importante tener estos resultados? La Casen muestra la realidad social y económica de los hogares de nuestro país. Esto nos permite conocer el impacto que han tenido las políticas públicas en estas materias y así saber en qué línea seguir trabajando.

Además, se acerca la discusión del  Presupuesto 2017, y este 30 de septiembre el ministro de Hacienda debe presentar al Congreso Nacional la propuesta de Ley de Presupuesto para el año 2017. Como integrante de la comisión de Hacienda de la Cámara, me pregunto ¿cómo vamos a discutir algo tan delicado sin ni siquiera tener todos los antecedentes?

El retraso de la entrega de estos resultados me parece más bien un uso político de la pobreza, donde el Gobierno estaría sobreponiendo los objetivos políticos por encima de las necesidades y prioridades de los chilenos.

Los resultados de la encuesta Casen nos van a mostrar en parte cómo han funcionado las políticas y propuestas de la Nueva Mayoría para combatir la pobreza y las desigualdades. Mi impresión -y por eso es tan importante tener los resultados- es que en Chile ha aumentado la pobreza y han aumentado también las desigualdades.

Por ello, es irresponsable discutir y destinar los recursos de todos los chilenos en la Ley de Presupuesto si no sabemos dónde están las verdaderas urgencias de las personas. Una vez más, los afectados serán los más pobres de nuestro país y las familias de clase media.

El gobierno de Michelle Bachelet no quiere aceptar la realidad y a veces pareciera que quieren esconder la pobreza que existe en nuestro país.

Todos sabemos que las políticas de la Nueva Mayoría han disminuido el crecimiento, deteriorado la inversión, y han empeorado la capacidad del Fisco de recaudar recursos para destinarlos al combate a la pobreza.

Hace pocos días conocimos los malos resultados del Imacec y el recorte del crecimiento económico de Chile para el año 2017 en el informe de política monetaria (IPoM) entregado por el Banco Central.

El mismo presidente de la entidad, Rodrigo Vergara, explicó que “sin crecimiento, no hay recursos para las políticas sociales”.

Necesitamos recuperar el crecimiento y la confianza. Para crecer, el Gobierno debe dejar atrás sus malas reformas y retomar la confianza en los emprendedores. Para recuperar la confianza, lo mínimo que se requiere es que el Ejecutivo entregue los resultados de la encuesta Casen, aunque le incomoden los resultados.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro