Los chilenos esperamos con ansias el 21 de mayo, día en que el Presidente de la República da cuenta a todos los ciudadanos del país del estado administrativo de Chile, así como los avances y anuncios en diferentes materias. 

No obstante, siento que el 21 de mayo se ha chacreado, se le ha restado la seriedad y se ha aprovechado la instancia para hacer campaña y no para señalar lo que se ha hecho y lo que se va hacer por los chilenos. 

Durante la semana pasada se especuló y el ministro Burgos afirmó que el discurso iba a estar enfocado al crecimiento económico, no sé cuál porque no hemos tenido, pero si bien es primordial dar cuenta en esta temática, a las personas les preocupan y les interesa saber otras cosas. 

Quieren saber cómo va a mejorar la atención y calidad de la salud durante este invierno y a futuro, qué va a pasar con las personas que está sin trabajo y tienen que mantener a su familia, cómo se va a sentir más seguro en las calles y en sus propias casas si el próximo semestre se liberarán más reos sin considerar las recomendaciones de Gendarmería, qué va solucionar la Nueva Constitución que quiere este gobierno, y así podría ser enumerando. 

Durante el discurso, la Presidenta Michelle Bachelet afirmó que va a continuar con las reformas, que de acuerdo a las diversas encuestas, son altamente rechazadas por la ciudadanía debido a sus impactos negativos. 

Se dijo que hay que tomarse la economía del país en serio y generar empleos de calidad, pero ¿cuándo? ¿cómo? ¿qué están esperando? Además, que las propuestas de productividad han avanzando produciendo resultados favorables, ¿dónde podemos ver esos resultados? Yo no lo veo y creo que los chilenos tampoco. 

Se dieron a conocer cifras con respecto a la gratuidad en la educación superior, cifra inferior a lo que se había dicho en un principio, pero ¿dónde está la calidad que también prometieron? 

La creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología me parece fantástico pero me imagino que pondrá a las personas capacitadas y a la altura y no seguiremos con los favores políticos. 

Con respecto a salud se habló sobre la construcción de 22 nuevos hospitales al término del mandato de la Presidenta, pero la falta de especialistas es una realidad ¿qué tipo de atención se les dará a las personas en esos centros hospitalarios? 

También se refirió sobre la conectividad y el servicio de internet asegurando datos seguro en la red, ¿y los datos de las personas que han participado en el proceso constituyente, dónde está la seguridad? Varios de ellos han recibidos llamados de terceros. 

La reconstrucción en el norte ha sido lenta, siguen personas damnificadas tras el aluvión en la tercera región y terremoto en la región de Coquimbo.  

La Presidenta también dijo que su prioridad siempre han sido los adultos mayores, entonces ¿qué pasa con los recursos hacia la Fundación Las Rosas? Cada vez son más inciertos. 

¿Qué pasó con la situación del transporte en las regiones? ¿Las miles de familias que aún viven en campamentos? Definitivamente fue un discurso con falta de realidad, donde se hicieron más compromisos y aún no puede cumplir todo lo que prometió hace dos años. 

A mi me dio la sensación que durante el discurso estaba describiendo un Chile paralelo porque en el Chile real las cosas están muy malas. 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro