El debate sobre las pensiones se instaló con todo. Y como viene para quedarse, acá van algunas preguntas que todos debiéramos hacernos e intentar responder para estar bien informados y preparados.

¿Se puede resolver el problema de las pensiones de la noche a la mañana? No. Eso es claramente imposible. Lo demás sería un discurso populista y engañoso, que podría inducir a malas decisiones como gastarse hoy plata que no tenemos e imponerles a las generaciones futuras trabajar para pagar las cuentas de decisiones que no fueron apropiadas.

¿Qué cree usted que es lo justo? ¿Que todos reciban por igual independiente si se han esforzado, o que exista una retribución justa para los que se esfuerzan y ahorran más? La Presidenta quiere que aumenten las cotizaciones y eso está muy bien. De hecho, hace tiempo que debiéramos haberlas aumentado. Sin embargo, la Presidenta no quiere que esas cotizaciones adicionales del trabajo de usted vayan a parar a su cuenta personal del fondo de pensiones; quiere que esa plata la administre el Estado para ver a quién se la asigna. Pésima idea.

El aumento en la cotización debe ir a la cuenta individual de cada persona para ayudar a mejorar su pensión futura. Para quienes no tienen opciones de trabajar y ahorrar, el Estado debe ponerse, pero no puede suceder que se le exija a la clase media ponerse con su esfuerzo, trabajo y recursos para financiar las pensiones de quienes no pueden ahorrar.

¿Cómo lo hacemos para tener un sistema más solidario que se haga cargo de los que no han podido trabajar, ahorrar y tienen pensiones muy bajas? Se debe aumentar el gasto público en pensiones, para mejorar la pensión básica solidaria y el aporte previsional solidario. Para eso el Gobierno debe priorizar, no puede gastar y gastar en todos los temas.

Algunos ejemplos: no es justa la gratuidad para los hijos de las familias de más recursos, eso hay que recortarlo. Tampoco es justo que el Gobierno contrate cientos de asesores y amigos en cargos públicos usando la plata de todos los chilenos. Peor aún, no es aceptable que se paguen pensiones abusivas como lo vimos en Gendarmería en el último tiempo.

El Gobierno tiene que cuidar los recursos de todos los chilenos, y no malgastar. En eso es urgente cambiar y si se hacen las cosas bien y el Ejecutivo cambia sus prioridades, se puede aumentar el pilar solidario y aumentar las pensiones sin meterle la mano al bolsillo a la clase media.

¿Se puede pagar más pensiones si Chile sigue a este ritmo de crecimiento? Muy difícil. Para que el Estado gaste más y mejor, se necesita que Chile vuelva a crecer y a empujar el carro con energía. Para eso necesitamos un gobierno -que a diferencia de la Nueva Mayoría- esté convencido que el crecimiento es fundamental para un país más justo y que progresa.

¿Por qué no se puede volver a un sistema de reparto? En esto están prácticamente todos de acuerdo. Un sistema de reparto como existió antes en Chile, no es financiable ni sostenible en el tiempo. Terminaríamos, como ha sucedido en países de Europa, aumentando violentamente las cotizaciones en el futuro y disminuyendo los beneficios para quienes les corresponda jubilar.

Un sistema de reparto tiene la lógica que los que trabajan hoy financian a los que jubilan. El problema es que en Chile cada vez serán menos los trabajadores activos en relación a la cantidad de personas que jubilan. Por eso, es impracticable que sean los trabajadores del futuro quienes financien las pensiones de quienes deben jubilar. Eso sería tremendamente injusto y necesitaría de cotizaciones altísimas que afectarían el sueldo de los trabajadores, influyendo no sólo en su pensión futura sino en su calidad de vida hoy. Simplemente es una alternativa descartada.

Por último, ¿quién prefiere usted que cuide la plata que ha ahorrado durante toda su vida? ¿Quiere que se la administre el Estado, los mismos que contratan amigos en cargos de gobierno, que pagan pensiones altas a los cercanos y que derrochan recursos en falsos exonerados? ¿O prefiere que las administren empresas dedicadas a gestionar pensiones, sabiendo en todo momento cuánto hay en su cuenta individual y cómo evoluciona en el tiempo?

Aunque las empresas que administran los fondos de pensiones tienen mucho que mejorar, yo al menos tengo muy claro que no quiero que mis ahorros los administren los dirigentes políticos del gobierno de turno.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro