“La muerte es el mejor de los inventos” es una de las frases de Steve Jobs en su famoso discurso en Stanford. Y luego sigue; nos permite andar livianos de equipaje; debes hacer lo que realmente te dice el corazón, porque no hay nada que perder; da paso a lo nuevo; deja atrás lo antiguo.  Si todavía no lo has visto, te recomiendo que lo hagas. Jobs es un paradigma del emprendimiento moderno. Jobs es un obsesionado con la Evolución, con la construcción sobre los hombros de quienes vinieron antes que nosotros.
Hoy vivimos en la crisis política más importante desde el retorno a la democracia, y tal como decía Jobs, la muerte es el mejor de los inventos, permite la existencia de la Evolución. Toda crisis genera una oportunidad. Hoy vivimos el fin de un ciclo político. La pregunta relevante es si acaso observamos algún tipo de Evolución en la política. ¿Algo nuevo nace en medio de la crisis?
Algunos estamos intentando con fuerza de que eso ocurra. Estamos convencidos de que Chile necesita con urgencia una centro derecha moderna  que permita devolver la esperanza y el orgullo a quienes abrazamos las ideas de la libertad. Hace tres años partimos con un sueño y muchos nos dijeron que estábamos locos. Soñamos con un partido de centro derecha donde la diversidad no solo sea tolerada, sino donde la diversidad y la inclusión sea vista como su mayor riqueza.
Un partido donde no exista ningún complejo en condenar las violaciones de los DDHH ocurridos durante la dictadura militar, y que haga lo mismo con toda dictadura que siga vigente. Un partido donde exista la convicción de que el emprendimiento es el motor de la sociedad, y que por lo mismo defienda y exija una economía social de mercado sin monopolios ni colusiones. Un partido de centro derecha con una teoría de justicia clara, con sentido de urgencia  para que la cuna no determine tu destino. Un partido dialogante, que tenga la capacidad de valorar las cosas positivas de aquellos que piensan distinto.
Un partido transparente y financiado exclusivamente por personas. Un partido serio y sin complejos para defender con pasión todo aquello que las generaciones anteriores han logrado, y que tenga la misma libertad para mostrar todo aquello que nos falta por construir. Un partido enemigo del populismo que tantas veces le ha metido el dedo en la boca a nuestro país con políticas asistencialistas que al poco andar son promesas incumplidas. En suma, un partido moderno que permita volver a creer en la política, y que deje atrás el clientelismo y el cuoteo político a la hora de repartir los cargos públicos como si fueran un trofeo de guerra a entregar a los soldados que consiguieron la victoria.
Todavía nos queda mucho para cumplir este sueño que comenzó hace tres años, pero el día de hoy dimos un paso fundamental. Hoy lunes el Servel declaró oficialmente que Evolución Política (Evópoli) es Partido Político de carácter nacional. Quisiera aprovechar la oportunidad de agradecer a los 21 mil chilenos que confiaron en este sueño durante los últimos seis meses, y que estuvieron dispuestos a ir a una notaría para decir “yo creo en Evolución Política, y quiero militar”. Es cierto, todavía estamos lejos de cumplir el sueño descrito en el párrafo anterior.  Solo el tiempo dirá si Steve Jobs tenía razón, y si estuvimos a la altura de lo que el país necesita. En lo inmediato esperamos convocar a 800 candidatos a lo largo de todo Chile para que podamos oxigenar la política en la elección municipal, y el próximo año, el 2017, esperamos presentarle al país un programa de reformas que traduzca este sueño en el programa de gobierno que el país requiere para construir una sociedad libre, justa e inclusiva. Ojalá podamos contar contigo.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de publimetro