Una de las áreas a la que hemos dedicado los mayores esfuerzos durante nuestra gestión en la Municipalidad de Las Condes ha sido su sistema educacional. Este proceso lo iniciamos el año 2000 y en su desarrollo se ha tenido siempre como propósito entregar una educación gratuita, de calidad, sin selección y continua, con colegios donde los niños entran a prekinder y egresan de cuarto medio, preparados para enfrentar los desafíos de la educación superior. Profesores altamente calificados y capacitados de forma permanente en las más modernas técnicas pedagógicas, han sido clave para generar el contexto de un reconocido éxito.

Durante todos estos años hemos entendido que la formación intelectual de nuestros jóvenes y niños no debe estar guiada por planes de estudios rígidos y anquilosados. Por el contrario, debe estar focalizada en la realidad del alumno, reconociendo que no todos ellos son iguales y que a los estudiantes que presenten desventajas es posible ayudarlos a superar las dificultades. Así surgió nuestro Centro de Aprendizaje, un ente pedagógico multidisciplinario para nivelar a aquellos niños rezagados.

La educación es un proceso dinámico que debe correr al ritmo de los tiempos. Estamos en la era de la tecnología, de la interacción y del trabajo en equipo. Y como esos aspectos deben estar presentes, en la sala de clases hemos puesto en marcha un sistema que permite que la jornada escolar se transforme en una instancia creativa, que genera climas para la investigación, donde el profesor asume un rol de guía que orienta y dinamiza el trabajo y el pizarrón es reemplazado por tablets en poder de cada alumno, con programas preparados especialmente en ramos de matemática, biología, historia y lenguaje. Las antiguas filas de bancos en la sala fueron reemplazadas por mesas que permiten distintos formatos y que favorecen la interrelación y el intercambio de ideas entre los niños.

Esta fórmula innovadora se aplica desde marzo en 16 salas de clases de tercero a quinto básico de los 6 colegios municipalizados de Las Condes y se espera que en 2018 esté vigente en todos los niveles de la comuna. Los resultados indican que los niños se concentran y se entretienen al extremo de aumentar considerablemente la permeabilidad para captar el conocimiento y la información. También se favorece un trabajo participativo y colaborativo, sobre la base de la conversación, el análisis y el cuestionamiento de las materias estudiadas.

Continuar profundizando en este proyecto nos anima y nos motiva. Mayor sería nuestro entusiasmo si viéramos que todos los niños y jóvenes chilenos tuvieran acceso a la educación de calidad que se merecen. Lamentablemente no es así: el gobierno aún no logra dar un sentido a su bullada y cuestionada reforma, sin entender -parafraseando a un recordado personaje histórico- que los niños y jóvenes no pueden esperar.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro