Aunque se ha mantenido activa como realizadora dirigiendo esporádicamente capítulos en reconocidas series como "House of Cards" y "Orange is the New Black", la faceta como cineasta de la actriz Jodie Foster ha sido irregular e intermitente, con sólo tres películas a lo largo de dos décadas, la última de ellas, "Mi otro yo", estrenada hace cinco años.

En su debut tras las cámaras en 1991, "Mentes que brillan", fue muy elogiada por la sensibilidad de su mirada, y con la siguiente, "Home for the Holidays", confirmó que además podía ser buena dirigiendo actores.

Pero en su nuevo largometraje, "El maestro del dinero", estrenado con gran publicidad hace un par de semanas en el pasado Festival de Cannes y que ahora llega a la cartelera local, los resultados no son tan logrados como cabría esperar, especialmente considerando la temática que aborda y las estrellas convocadas en los roles protagónicos: George Clooney y Julia Roberts.

El protagonista del filme es Lee Gates, conductor de un hiperventilado programa televisivo en el que ejerce como una suerte de barómetro financiero, indicando a los televidentes las estrategias más indicadas para manejar sus inversiones.

Siempre seguro de sí mismo -como no podía dejar de ser al estar encarnado por Clooney-, Gates cuenta con el fiel y fundamental apoyo de su productora, Patty, pero en medio de una transmisión en directo, se convertirá en rehén de Kyle Budwell (encarnado por Jack O'Connell, una de las revelaciones actorales británicas de los últimos años), un desesperado joven que irrumpe en el estudio decidido a buscar una solución, ya que se ha quedado en la ruina y perdió todo el dinero de su familia por haber seguido uno de los consejos del animador del programa.

La película de Foster guarda lógicos parentescos con cintas que en el pasado han abordado situaciones límite transmitidas en directo o que denuncian cómo la televisión manipula y puede llegar a ser una herramienta tan perniciosa y peligrosa en su inmediatez y alcance masivo. Por ejemplo, la legendaria "Network" de Lumet, hace 40 años, o hace casi dos décadas "El cuarto poder", de Costa-Gavras.

Este tipo de producciones son complejas por diversos factores, y no todos los directores pueden hacerlas llegar a buen puerto. Foster consigue al menos un buen ritmo, dinamismo y concisión en el relato -el filme dura poco más de una hora media-, y logra manejar la tensión, especialmente en el último tercio.

También es un mérito que trate de equilibrar los toques de humor e ironía en medio de lo dramático de la situación, pero lo que no termina de funcionar es el tono: la denuncia y crítica social, así como el cuestionamiento ético y moral que implica la trama, no conocen sutilezas y abundan en trazos gruesos y clichés de corrección política, aunque de todos modos de seguro identificará e incluso emocionará a muchos indignados en todo el mundo.

¿Y los actores? Clooney repite una cuerda que ya le conocemos, y Roberts está bien en un tipo de personaje que le queda bien, pero se parece demasiado a otros que ya ha interpretado. En cuanto a O'Connell, ya ha demostrado sus habilidades interpretativas con filmes como la trepidante "'71", pero como le pasó hace dos años en "Inquebrantable", de Angelina Jolie, parece que las actrices convertidas en directores no logran desarrollar una producción al nivel de su talento.

"Los castores"
Ganadora de la Competencia de Largometraje Nacional en el Festival de Valdivia de 2014, este documental de Nicolás Molina y Antonio Luco aborda una preocupante realidad ambiental prácticamente desconocida para la mayoría de los chilenos: lo que partió hace 70 años como un proyecto argentino para desarrollar una industria de pieles en Tierra del Fuego al traer castores desde Canadá, es hoy una verdadera plaga que está causando estragos en la Patagonia de nuestro país.

A través del trabajo de Derek y Giorgia, una pareja de biólogos, esta película distribuida en todo Chile a través de Miradoc, destaca por la pulcritud de su mirada, la belleza de las locaciones y especialmente el sugerente y atmosférico uso del sonido y la banda sonora.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro