Ya sea como reflejo y metáfora de muchas cosas en la sociedad contemporánea o simplemente como fértil cantera de cine de terror, a estas alturas las producciones audiovisuales que giran en torno a muertos vivientes son prácticamente un género en sí mismas. Casi medio siglo después del estreno de la legendaria "La noche de los muertos vivos", de 1968, con la que George A. Romero cimentó muchos de los elementos recurrentes de este tipo de producciones, no se puede negar que gozan de excelente salud, con títulos tan populares y comentados como la serie televisiva "The Walking Dead".

El problema es que los zombis se han vuelto tan habituales en la pantalla, que es difícil que cada nueva película no deba luchar contra los clichés y lugares comunes, y especialmente que el público no presienta los rumbos que asumirá su argumento. Como Hollywood suele agotar sus ideas, por lo mismo es bienvenido el aporte que en este marco se pueda hacer desde otras latitudes, como en "Estación zombie", filme coreano estrenado este año en el Festival de Cannes y que llegará a la cartelera local en un par de semanas, y desde el Viejo Continente, "Ellos te están esperando", proveniente de Dinamarca, y que se exhibe desde hoy en cines chilenos.

Así como hace casi una década el cine sueco lograra encantar a público y crítica abordando de manera muy atípica y lograda el cine de vampiros en la memorable "Let the Right One In", uno podría esperar que los daneses, que tienen una envidiable tradición cinematográfica en particular en los dramas profundos y reflexivos (sin olvidar el comentado e influyente, aunque fugaz, movimiento Dogma), podrían haber aportado algo especial, diferente y novedoso a una película de muertos vivientes. Pero este primer largometraje escrito y dirigido por Bo Mikkelsen, estrenado hace poco más de un año en el Festival de Londres, no ofrece nada que no hayamos visto antes en un producto de este tipo. Tampoco es que sea un fiasco, es simplemente que no llega muy lejos ni se esfuerza en ello.

Con personajes y situaciones que no pueden evitar los clichés (en especial los lugares comunes sentimentales cuando el joven protagonista siente atracción por una vecina, y surge el romance y el sexo en medio del miedo y el caos), elipsis un poco bruscas y una cierta estética y tono de producción televisiva de tiempos pasados (incluyendo una banda sonora que recuerda a películas de terror ochenteras), "Ellos te están esperando" no asusta demasiado y uno puede adivinar los derroteros de la trama, pero de todos modos dentro de las convenciones esperables, funciona sin dejar mayor huella.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro