Esta nueva producción de los estudios Laika ha sido muy bien recibida a nivel internacional, y muchos críticos la han destacado como uno de los mejores trabajos de animación de este año.

Tratándose de la misma compañía estadounidense que a lo largo de la última década ha desarrollado una meritoria labor en la técnica stop motion, culminando a partir de 2009 en tres largometrajes tan valiosos como "Coraline", "ParaNorman" y "Los Boxtrolls", los elogios deberían haber despertado aún mejores expectativas.

Y el resultado no defrauda, porque al menos en términos visuales, "Kubo y la búsqueda samurai", ópera prima del realizador Travis Knight, es uno de los filmes animados más bellos del último tiempo.

La historia se inicia con un prometedor prólogo, que ya establece el tono de fábula legendaria que recorrerá el argumento, y a la vez la idea de relato de tradición oral que también lo enmarca. El bebé al que protege una afligida madre en ese inicio se convertirá en el protagonista, Kubo, un simpático niño que vive con ésta en una especie de caverna, pero durante el día se escapa al pueblo cercano a contar entretenidos cuentos a los aldeanos, apoyado por elementos fantásticos.

Sin embargo, la sombra de una tragedia familiar entremezclada con elementos míticos regresará desde el pasado, y apoyado por dos singulares personajes, Kubo deberá encontrar una armadura mágica con la que podrá enfrentar a fuerzas malignas.

El clásico motivo del viaje interior y exterior que un personaje emprende como parte de su crecimiento, en este caso en una aventura que incluye aspectos fantásticos, se ve potenciado por la riqueza de la cultura japonesa en la que se ambienta, lo que aporta aún más matices tanto en la historia como en los elementos visuales: sorprende y fascina la paleta de colores, tonalidades y formas del ambiente en el que se desarrolla, además de los homenajes que pueden encontrarse al cine de autores como Kurosawa y a ineludibles detalles como los origamis.  

Entretenida, dinámica y con muy buen ritmo, con una lucida música incidental del ganador del Oscar Dario Marianelli, es ideal ver "Kubo y la búsqueda samurai" en una de las copias que se exhibirán con las voces originales, que incluyen a actores como los ganadores del Oscar Charlize Theron y Matthew McConaughey, además de Ralph Fiennes y Rooney Mara, y los veteranos George Takei y Brenda Vaccaro, entre otros.

Pero incluso si se la ve doblada, se podrá disfrutar de un hermoso espectáculo visual, que aprovecha de manera inspirada, delicada y virtuosa la técnica stop motion. Y si es posible, quédense a ver los bellos y delicados créditos finales, que incluyen el clásico de George Harrison "While my Guitar Gently Weeps", cantado por Regina Spektor.

"A la sombra de las mujeres"
A lo largo de más de medio siglo, el veterano director francés Philippe Garrel ha desarrollado una interesante y valiosa trayectoria, incluyendo premios en las competencias oficiales de festivales como Venecia y Cannes, pero por estos lados sólo se han podido conocer algunos títulos a través de festivales.

Por lo mismo es una buena noticia que ahora llegue a la cartelera su más reciente estreno, que debutó mundialmente el año pasado precisamente en el certamen galo.

Filmado en blanco y negro y centrado en un triángulo amoroso como tantos otros en la historia del cine francés, en apenas poco más de una hora este relato sentimental sabe ir más allá de los clichés y destacar por la madurez de su mirada, por su tono y la frescura de la puesta en escena y las actuaciones.

Un trabajo de apariencia simple y sencilla, que sin embargo logra profundizar e interpelar al espectador más de lo que parece.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro