Durante el primer Consejo General de Amplitud, ya consagrado como partido político, celebrado el sábado pasado, tuve el honor de ser nombrada presidenta de nuestro partido. En un día lleno de mística, energía y sobre todo compromiso, asumí con humildad y compromiso la tarea de liderar a Amplitud.

La tarea es ardua, pero el compromiso que tengo y que tiene cada militante de Amplitud hace que la tarea se haga posible. En días en que la política pasa por una crisis derivada de la pérdida de confianza en la actividad, no es fácil construir. Pero para nosotros nada es imposible. Las encuestas nos sitúan dentro de los partidos con mejor aprobación y eso no es casualidad, es resultado de un trabajo constante de mantener la sintonía con la gente y no perdernos ni marearnos con la altura.

En este partido exigiremos realidades, no promesas. En ese sentido, nuestro mensaje a la Presidenta Bachelet y a todo su gobierno es claro: deje de vender ilusiones, comprométase con la realidad. En esta realidad, como presidenta, junto a la nueva mesa, nos hemos comprometido a continuar nuestro proceso de inscripción del partido en las regiones restantes, pero siendo realistas. Independiente que el Congreso autorice fondos para hacer trabajo político a lo largo del país, nosotros trabajaremos en la constitución nacional de nuestro partido con recursos propios. Cada pasaje, comida, alojamiento o desayuno, serán pagados con fondos propios, sin usar ni un solo peso del Estado.

También, un voto político que fue aprobado por unanimidad en esta instancia y al cual me comprometeré a hacer cumplir, es que todas las autoridades electas en la próxima elección de alcaldes y concejales, deberán donar un 5% de su sueldo a actividades benéficas de la comuna donde fueron electos, como una señal de compromiso con la actividad social que representan dichos cargos.

Queremos marcar la diferencia, para eso estamos. Nosotros no nos construimos para ser más de lo mismo, sino que para ser diferentes, para ser una opción distinta. Esa distinción la hacemos con hechos claros, no promesas. Hoy la probidad es algo que está en tela de juicio día a día y el comportamiento de los partidos tradicionales, creemos nosotros, no ha estado a la altura. Es por eso que también de manera unánime se aprobó en el Consejo General la suspensión y/o expulsión de los militantes que sean investigados o condenados por la justicia. De eso, créanme, que como presidenta de Amplitud me haré cargo personalmente.

Creemos en nuestro proyecto. Nos tenemos confianza. Hemos hecho un trabajo bueno y la gente lo reconoce. Somos una alternativa de centro liberal que ha logrado cautivar a miles y entusiasmar a millones. Es por eso que como partido político nacional, y como forma de consolidar y dar proyección a nuestro proyecto, es que no apoyaremos una candidatura presidencial externa, aún más si ésta proviene de los bloques tradicionales que conocemos desde los 90.

Estamos para marcar la diferencia, para representar al que está perdiendo la esperanza en la política. Creemos que en esta actividad el único enriquecimiento debe ser el social, jamás el personal. Ese es mi compromiso como presidenta. Debemos dar una opción nueva y ésta debe partir por dar el ejemplo. Chile necesita respirar tranquilo nuevamente. Chile necesita nuevos aires. Chile necesita Amplitud.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro