Nuestro rol de partido político responsable de oposición lo dicta, nuestras convicciones nos obligan. Esa es la premisa que existe en Amplitud sobre a la participación de nuestro partido en el proceso constituyente.

Fuimos invitados a participar y lo haremos con mucho entusiasmo, pero sin ninguna gota de ingenuidad. Vamos a exigir reglas claras, queremos fiscalizar, denunciar irregularidades si es necesario. Es nuestra convicción de que en democracia lo más importante es defender las ideas por las cuales uno se levanta día a día y este proceso es la instancia propicia.

Libertad personal y de emprendimiento, deberes y derechos de las personas, desarrollo social, economía de libre mercado pero justa, son algunos de los postulados que queremos promover en las distintas instancias que este proceso invita a participar. Lo haremos desde Arica a Punta  Arenas, en todos los cabildos posibles, con todos nuestros militantes y adherentes activos y participativos, ya que construir una nueva Constitución es tarea de todos y todas.

Fuimos recibidos hace unos días por el consejo de observadores constitucionales. A la cita a la cual asistí en conjunto con miembros de la directiva de Amplitud, presentamos una serie de preguntas que creemos vienen a aclarar y ayudar en estas etapas del proceso: ¿Como se canalizan las denuncias por intervencionismo o manipulación por parte de los monitores en su accionar dentro de los cabildos? ¿En cuántas personas estiman la participación en el total del proceso? ¿Consideran que un cabildo por provincia y uno por región son suficientes o eficientes? ¿Creen que estimaciones de participación del 0,5% del padrón electoral puede considerarse participación ciudadana? Estas son sólo algunas de las 30 interrogantes que dejamos al consejo con el fin de tener una respuesta pronta, pero también aportar a mejorar y perfeccionar el proceso.

¿Qué esperamos como Amplitud? Que se logre una real inclusión y se escuchen a todas las voces. Más que crear una nueva Constitución Política, queremos llegar a una constitución ciudadana, que sea el reflejo de las necesidades de una sociedad que ha enfrentado grandes cambios y se prepara para un brillante futuro.

Nosotros nos sumamos a este proceso para representar a todos quienes ven a la libertad como un valor que hay que proteger y promover. No le tenemos miedo a una nueva Constitución, ni a un nuevo proceso, pero sí queremos que éste cumpla un requisito fundamental: dar cabida a todas las necesidades, sueños y anhelos de todos los ciudadanos y ciudadanas de Chile. Para eso, Chile tiene Amplitud.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro