Hace unas semanas se dio a conocer el presupuesto de la nación para este 2017. Con Sentido Futuro, conglomerado compuesto por Amplitud, Ciudadanos y Red Liberal, decidimos ser proactivos y creamos un equipo económico multidisciplinario para proponer propuestas a un presupuesto que si bien valoramos en su austeridad, consideramos que debe tener ciertos ajustes.

Fijémoslos primero en el contexto. Chile tiene claramente un problema de crecimiento a largo plazo y un problema de políticas públicas que tienen al país creciendo al 2% por tercer año consecutivo. Esto, a diferencia de lo que comúnmente se dice, no es exclusivamente responsabilidad del contexto económico internacional, que ha hecho que todos los países (o la gran mayoría) desaceleren. En Chile, también son responsables las deficientes reformas laborales y tributarias que han contribuido a una contracción económica excesiva para un país que hasta hace unos años sólo sabía de crecimiento.

Es por esto que el Presupuesto 2017 es de inmensa importancia y una oportunidad única para aportar al crecimiento sustentable de nuestra economía. Se necesita crecer al corto, mediano y largo plazo. Aumentar la inversión y el desarrollo, modernizar el sistema económico y diversificar la productividad, todo lo anterior manteniendo una disciplina que contenga el gasto y sustente el crecimiento.

Como Sentido Futuro valoramos el aumento del 2,7% en el presupuesto, lo consideramos mesurado. Nuestros aportes van a un mejor manejo de los recursos y a necesarias redistribuciones. En ese sentido éstas son algunas de nuestras propuestas:

Impulsar la aprobación de los proyectos de infraestructura de transporte público para regiones Este tipo de proyectos genera mayor inversión de manera descentralizada, desincentiva el uso del automóvil, y reduce tiempos de traslados (aumentado la productividad).

Aumentar recursos al Sename vía la reducción de gastos menos necesarios. La directora del Sename señaló que el servicio requiere un aumento de recursos de $30.300 millones de pesos. La cifra está lejos de los $16.500 millones  estipulados en el presupuesto 2017.

Aumentar presupuesto de Inapi, para acelerar procesos de inscripción de marcas y patentes.

Aumentar inversión en obras de infraestructura de riego. Esto podría realizarse -al menos parcialmente- a través del aumento de fondos para el programa de riego que administra Indap. Fortalecer obras de riego permitirá ampliar zonas cultivables, paliando los efectos de la sequía que vive Chile.

Destinar gasto en recambio de tecnología de calefacción en el centro-sur y sur del país. El énfasis debe estar puesto en la incorporación de aislación térmica a las viviendas (materiales aislantes, termo paneles), y en la disminución de costos y tiempos de la certificación de leña seca.

Esperamos que estas propuestas sean consideradas por La Moneda y nuestro espíritu proactivo y constructivo sea imitado por otros partidos políticos y conglomerados.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro