¿Qué tendrá que ver León Foucault, físico francés del siglo XIX, con Penco, comuna ubicada en la Región del Biobío? En 1851 Foucault colgó de la alta cúpula del Panteón de París un pesado péndulo cuyos movimientos demostraron ante los asombrados ojos de los parisinos que, aunque no lo percibieran, la Tierra se movía sobre su propio eje.  

La oscilación del péndulo también representa la repetición de ciclos y el retorno de hechos que creíamos en el pasado. Por ejemplo, hace cuatro años, la Concertación se encontraba sumida en una profunda crisis producto de la derrota electoral del 2010. Durante meses cundieron las divisiones, amenazas y recriminaciones. Hasta que en agosto del 2010 Eduardo Frei convocó a los partidos y al pacto Juntos Podemos a unir sus fuerzas para derrotar a la centroderecha en las municipales de 2012. El primer paso de esa alianza fue dado en la sureña localidad de Penco donde la Concertación quería recuperar su alcaldía. Para ello suscribieron un pacto electoral donde se comprometieron a realizar una primaria abierta para la definición de un candidato único para esas elecciones municipales. En ese momento y quizá sin darse cuenta, democratacristianos, socialistas, radicales y comunistas estaban fundando la Nueva Mayoría.

Cuatro años después del Pacto de Penco, y aunque la rotación de la Tierra no se percibe, el péndulo viene de vuelta y la centroderecha se encuentra en una situación muy parecida. Después de sufrir una derrota electoral en las últimas elecciones se ha deteriorado el espíritu de unidad y de equipo. Y a pesar de tener en común ideas, principios, trayectorias y el legado de un gobierno exitoso en varios ámbitos, aún parecen primar ciertas actitudes caudillistas por sobre el gran proyecto político que encarna para Chile el sector representado por RN, UDI, Evópoli, Amplitud y tantos millones de independientes que a lo largo de todo Chile comparten y están orgullosos de este ideario.

Hoy más que nunca Chile necesita ver y saber que quienes defendieron las libertades de enseñar, de emprender y de educar a sus hijos de acuerdo a sus valores, la libertad de elegir el doctor con el cual nos atendemos y tanto más, están trabajando juntos para que nuestro país no retroceda ante el avance de un igualitarismo uniformador hacia abajo que se quiere imponer. Hoy la centroderecha tiene que mirar con atención la lección que dejó el Acuerdo de Penco y darse cuenta que los pasos que den sus partidos serán decisivos, no sólo para las municipales del 2016 sino también para el país.

Las recientes elecciones de Cristián Monckeberg y Ernesto Silva como presidentes de RN y UDI, respectivamente, representan una esperanza de cambio para quienes hace tantos años piden a sus dirigentes consolidar la unidad y olvidar los caciquismos añejos.

Y para la historia, finalmente en las primarias de Penco triunfó el DC Víctor Figueroa. Ya como alcalde, fue acusado de notable abandono de deberes y actualmente su continuidad es revisada por el Tribunal Electoral del BioBío, pero eso es harina de otro costal.