El foco principal del Gobierno para la segunda parte de su gestión está puesto en potenciar la capacidad de crecimiento de la economía.
 
Así lo dispuso la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, quien instruyó a sus ministros del área económica para que preparen una agenda con mirada ciudadana, es decir que las medidas que comprenda estén orientadas a mejorar la situación de las familias chilenas.
 
Las iniciativas dadas a conocer por los titulares de Hacienda y de Economía esta semana se enmarcan en el Año de la Productividad 2016, anunciado por la Jefa de Estado. Se trata de 22 medidas,  a las que próximamente se sumarán otras de distintas áreas de la economía.

Estas iniciativas están destinadas a que los proyectos de infraestructura que requiere el país para su desarrollo –y que son grandes creadores de empleo- cuenten con nuevas fuentes de financiamiento. Es así como se permite que las aseguradoras y a las AFP inviertan en ellos.

Asimismo, se facilita que las pymes y emprendedores accedan a créditos para ampliar sus negocios, lo que también redundará en nuevas fuentes de trabajo. Similares efectos se busca con los incentivos para la exportación de servicios, que abarcan rubros tan importantes como el financiero, seguros, construcción, ingeniería, medio ambiente, telecomunicaciones, transporte, turismo, comercio y distribución, donde se ocupa parte importante de los trabajadores del país.

Las medidas se complementan perfectamente con las transformaciones estructurales que impulsamos decididamente en la primera parte del período gubernamental -como la reforma tributaria, la reforma educacional y la reforma laboral-, puesto que el compromiso de la Presidenta Bachelet ha sido generar mayores grados de igualdad, y para ello es fundamental que haya desarrollo económico y que los beneficios de este lleguen efectivamente a todas las personas.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro