En nuestro país la problemática del autismo se encuentra invisibilizada. Las personas que sufren de autismo tienen una discapacidad para vincularse con su entorno. Esto conlleva alteraciones en la interacción social, en la comunicación verbal y no verbal, y en tener patrones de conducta restrictivos, estereotipados y repetitivos. Es una condición que se mantiene a lo largo de toda la vida, afectando su desarrollo y a su entorno. Para entregar una vida digna a las personas que sufren de autismo, se requiere del compromiso de su núcleo familiar y entorno social. Es necesario un compromiso para lograr un acompañamiento a lo largo de su vida con la finalidad de generar las mejores condiciones de inserción social.   
  
Un primer paso para superar esta invisibilización es el proyecto de ley que establece el 2 de abril como el Día de la Concienciación sobre el Autismo, haciéndonos parte del día mundial establecido por Naciones Unidas. Chile ratifico la Convención Internacional sobre las Personas con Discapacidad que busca promover una sociedad de carácter inclusivo y que garantice que las personas con autismo puedan llevar una vida plena. Estamos dando un primer gran paso para entender que significa vivir con espectro autista en Chile, visibilizando a tantas chilenas y chilenos que tienen esta condición. Establecer este día, es rendirles un homenaje a las personas con espectro autismo y a sus familias, quienes deben enfrentar y superar miles de obstáculos dentro de nuestra sociedad, luchando por conseguir un futuro más amable y respetuoso. 

Hoy no son pocas las personas que viven con espectro autista, de hecho su diagnóstico va en aumento en la población chilena, pero hasta hoy no existen estadísticas oficiales para saber con exactitud cuántas personas son. Es por ello que debemos avanzar y crear políticas públicas que incluyan realizar un catastro de las personas nacidas con esta condición, asimismo se debe  promover la protección social de los niñas y adultos con espectro autista, su derecho a una educación inclusiva  y la inserción al mundo laboral.

Las organizaciones sociales que luchan día a día por el respeto, inclusión y aceptación de los niños y adultos que viven con espectro autista en nuestro país merecen nuestro reconocimiento. Fueron ellos los que levantaron la voz  por todos ellos. Sabemos que es un largo camino y que debemos derribar muchas barreras, pero ya hemos comenzado y no nos detendremos hasta lograr el bienestar de todos ellos. Porque estoy por un Chile más justo e inclusivo.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de publimetro