En pocos días, Santiago vivirá un lujo: el congreso del futuro. Del martes 19 al domingo 24 de enero los principales pensadores vivos en este momento estarán en Santiago hablando de gobierno, ciencia, tecnología y ante todo sociedad.

Una sociedad que esta mutando y en la cual, a veces, nos quedamos atrasados. Retrasamos los diarios con los viejos debates, publicados como si fueran importantes: nimiedades políticas, rumores de pasillo, poderes de los que no son poderosos. Realmente mucho de lo que pasa no esta ni siquiera afuera: nos da vuelta. Como los cambios en la economía o las posibilidades de nuestros datos en un mundo moderno.

Uno de los Trending Topics principales, en todo el planeta y en Santiago también el 1 de Enero fue Uber. ¿Que es Uber se preguntará el amigo lector?

Uber es la compañía operadora de automóviles más grande del mundo. El detalle es que no tiene ningún automóvil. Uber es un intermediario: tal como AirBnb en el tema de la hostelería (puedes buscar un lugar donde quedarte por tiempo limitado, sin ser hotel) o eBay; lo que hace es montar una plataforma. En este caso, una plataforma que te encuentra. Tu pides por tu celular un Uber y llega y le dices donde te diriges. Todo el proceso de cobro, a la manera de un taxi, lo hace digitalmente. Un taxímetro que no se ve por ningún lado. A fin de mes, el chofer cobra y te cobran a tí a tu tarjeta de crédito.

Cada chofer de Uber pasa por un control y si un chofer de Uber tiene una multa, por ser “taxi ilegal” por ejemplo, Uber la paga. Ya tiene el dinero para hacerlo. Y tiene el dinero para violar las convenciones: en países los taxistas han pedido en sus movimientos sindicales que se prohiba, ya que no se acoge a regulación alguna.

Esto está creando un sistema económico paralelo, un verdadero sueño neoliberal donde la única regulación parece ser la del plan de celular. La “Uberización” de la economía provoca debates, ya que estamos pasando de la era de los servicios a la prestación: imagínate un Uber de médicos o uno de chefs, como el que esta pasando en Francia. En Chile, hay aplicaciones como Cornershop, que lo que hacen es dar la prestación de ir al supermercado por tí. Personas reales, pasan a locales y compran lo que les pides por el celular. Si ven algo que no se ve tan bien te llaman y llegan con tu pedido corregido. Si fallan, te devuelven el dinero. O sea, hay algo nuevo.

Hay algo nuevo mientras los diarios te titulan con los problemas del cobre, del cual obviamente pasamos otra generación sin preocuparnos en serio de salir de las materias primas para llegar a una potencial nueva crisis. "Los economistas han hablado durante décadas de la idea de redistribuir los recursos no utilizados en la economía y ahora está ocurriendo, y a una escala masiva", asegura el experto en negocios Nick Waddell, autor del blog tecnológico Cantech Letter.

Todo esto esta pasando aquí y ahora. Uber ya hizo, en 2014, 140 millones de viajes. Y todo se concentra directamente al cliente. Hay muchos chilenos que en su tiempo libre usan Uber. Quizás no están dedicados al taxeo todo el día, pero en su tiempo libre, en vez de manejar sin destino, lo destinan a ganar un poco de dinero. Y ese poco va sumando. ¿positivo o negativo? No sabría responderlo. Si hay algo que sirve del Estado son las garantías de seguridad y educación de los choferes de taxi a la hora de manejar. Acá todo cambia totalmente: el editor de este diario puede ser chofer como este columnista, pero ¿qué es lo que hace chofer de transporte público (por que eso es) a una persona de otra?

Ese debate viene. A partir de ello también se están dando otros: Lyft es la competencia de Uber en la que ha invertido General Motors y cuyo objetivo es reemplazar choferes por computadoras. En el CES de Las Vegas Nvdia, la popular marca de procesadores poderosos para juegos en computadoras mostraba sus avances en la creación de motores inteligentes que reconozcan calles de forma común y corriente. Es posible que a futuro no viajemos en buses manejados por personas, sino por computadoras, y usen nuestros datos en movimiento para definir que calles usar y llegar mejor.

Esos datos, son personales. Pero ¿que fue lo personal?
Esas preguntas serán respondidas también en el congreso del futuro. Un futuro que se ve extraño, esplendoroso como dice el himno, pero que nos obliga a cambiar y pensar lo no pensado.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro