El 77% de los jóvenes tiene algún grado de intención de participar en las próximas elecciones municipales, ir a votar y decir presente.

Según el último sondeo de Injuv, un 50% de los jóvenes declara que definitivamente va a ir a votar en las próximas elecciones municipales de octubre, mientras que un 27% indica que probablemente lo hará.

Una cifra grande, quizá demasiado grande para muchos, en especial porque las últimas elecciones muestran que un porcentaje mayoritario de jóvenes ha decidido restarse, quedarse en casa y de esa forma de mostrar su descontento o apatía con los procesos eleccionarios.

Pero hay algo en el ambiente, algo que refleja este sondeo, que nos da esperanza para pensar que esta vez será distinto. Hace ya varios años que los jóvenes se sienten empoderados, tomaron como suyas las principales demandas sociales y han decidido salir de la posición de meros espectadores.

Después de regresar a la democracia, por largos años los jóvenes, y los chilenos en general, vieron con miedo la calle, los malos recuerdos de la época más oscura de nuestro pasado reciente hicieron que el marchar y alzar la voz por lo que no nos parecía justo, fuera algo tabú.

Afortunadamente eso quedó atrás, hoy la calle ha vuelto a ser de todos y todas, no sólo por las multitudinarias marchas estudiantiles o las que buscan mejorar nuestro sistema de pensiones, hoy es posible encontrarse a mitad de semana con una pequeña manifestación a favor de los derechos de los animales o una invitación a conocer las bondades de la cultura vegana.

Incluso la locura provocada por “Pokémon Go”, el juego de moda por estos días, demuestra como los jóvenes perdieron cualquier miedo a estar en la calle, a sentirla propia y vivirla como tal.

Mientras, en las redes sociales vemos como los jóvenes se han transformado en parte importante de la masa crítica, se mantienen informados, generan debate, se crean una opinión de la actualidad y defienden sus ideas.

Esto también quedó de manifiesto en el Proceso Constituyente, donde la participación de los jóvenes fue protagónica. Un ejemplo claro, es que el 52,4% de los participantes en la consulta individual corresponde a personas de entre 15 y 35 años.

Es por eso que aquel 77%, que se ve tan alto y tan lejano, hoy es posible. Existe la intención de participar, quedarse en casa es cada vez una opción más remota.
Pero no todo depende de ellos, es necesario que cada candidato motive a los votantes, incluido a los jóvenes, el puerta a puerta donde se pregunta de inmediato si está la dueña de casa, obviando al resto de la familia, debe quedar en el pasado.

En este mes de la juventud que finaliza, los jóvenes de todo Chile mostraron en más de 500 actividades que sí tienen ganas de participar y ser protagonistas del futuro, pero también del presente, de hoy.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro