No han sido pocos mis amigos que se han dado por vencidos cuando intentan ingresar al mundo de Pinterest. Confieso que al principio creí que sería uno más, pero no me rendí y como buen amigo de la tecnología en todas sus facetas, pedí ayuda.

Una amiga y compañera de trabajo me mostró las bondades de Pinterest y los distintos usos que se le puede dar, y resultó ser bastante entretenido. Es una herramienta ideal para fotógrafos, diseñadores y publicistas, pero no por eso deja de ser una red social que podamos utilizar cualquiera del resto de los mortales.  

La idea principal de esta plataforma, que hoy está en la cúspide de la popularidad, es dejar un registro de nuestros “gustos”. Sí, tal como lo lees, es mostrar lo que nos gusta en imágenes. En palabras sencillas, es nuestro diario mural donde mostramos lo que nos llama la atención, creando una comunidad que busca conectar al mundo por medio de formas, colores y cosas interesantes, que a través de los PIN (que son como alfileres) lo publicas en este muro virtual.

Las estadistas dicen que el 80% de los usuarios de esta red son mujeres, por eso entiendo que la mayoría de mis amigas tengan Pinterest. Por ejemplo, una de ellas se casa en un par de meses y Pinterest ha sido su mejor amigo a la hora de encontrar tendencias en moda para novias. Se creó un álbum y ha ido “pineando” cada vestido que le gusta. Lo mismo con la decoración y los motivos que están “in” por estos días.

Es que en esta red social podemos encontrarlo todo. Lo que nos gusta o las cosas que tenemos en nuestra mente se vuelven imágenes. Y, sin duda alguna, esa es su mayor gracia. Es como convertir nuestros sueños en realidad. Incluso podemos tener nuestro rincón estilo “Old School”, donde guardamos las imágenes de todo aquello que vimos alguna vez cuando pequeños.

Si nos gustan los jardines, la ropa, la fotografía antigua, los discos, lo freak, todo lo puedes encontrar acá. Es como un banco de imágenes ó como diría un buen amigo, una “imagenoteca”. Su éxito se refleja en los más de 11 millones de personas registradas y los 12 millones de visitas diarias a su plataforma, alcanzado esta cifra en un tiempo mucho menor que Facebook y Twitter.

Leyendo acerca del tema, descubrí que el promedio de tiempo que invierten los usuarios navegando en esta plataforma, es el doble del que usan en Twitter y supera 20 veces las visitas de Google+.

Además de la entretención, el marketing descubrió un espacio publicitario enorme. Las empresas que están en las redes sociales (y esto lo deben saber mis amigos internautas) tienen su perfil en Pinterest, usándolo como una vitrina al mundo, mostrando “estratégicamente” (hay que decirlo) sus gustos con el fin de acercarse a la gente, publicitándose como entidades más “humanas”. Lo sorprendente es que  funciona, lo he visto con varias empresas chilenas que han logrado captar la atención de sus clientes por medio de las redes, y por sobre todo, en Pinterest.

Pero te preguntarás como entrar a esta red social, que también está disponible para tu celular, y te digo que es muy fácil. Lo primero que tienes que saber, es que para acceder a esta comunidad debes solicitar una invitación en la propia página de la red social o acceder a través de un amigo. Una vez realizado este proceso, puedes conectar tu cuenta con tu correo, tu usuario de Facebook o de Twitter .

Y obviamente si quieres modificar tus datos, vincular otras cuentas, cambiar tu nombre de perfil, etc, entra en el menú superior derecho donde dice Setting, pínchalo y complementa toda la información que quieras publicar. Recuerda además que al igual que en Facebook y Twitter acá también existen seguidores, que son llamados 'pinners you follow' y que compartirán sus temáticas contigo.

Lo cierto es que esta red social está enfocada en nuestros gustos. Está dirigida hacia conocer los intereses de las personas, de cómo nos caracterizamos, de cómo somos finalmente. Yo descubrí que mi amiga, la que me enseñó a usar esta plataforma, tiene una especial fijación con los tacos y los reproductores de música antiguos. Por mi parte, lo mío, sin titubear, es la tecnología. Cada día voy descubriendo maravillas indescriptibles con palabras, para eso y todo lo demás, existe Pinterest.