Vuelve la desesperación y la oscuridad, este 12 de abril llega uno de los juegos más difíciles y destructivos que conocemos, “Dark Soul III”, título que apunta a ser la unión perfecta entre los anteriores “Souls” y el mundo de “Bloodborne”.

Gracias al acceso que tuve al juego por un código de prensa que me entregaron, pude probar la beta de “Dark Soul III” antes de su lanzamiento, pudiendo comprobar su dificultad.

Primero hay que decir que el juego tiene una notable ventaja al contrario de “Bloodborne”, ya que conserva la esencia de la saga souls (su nombre lo dice) y donde felizmente tendremos acceso a poder tener un escudo y contraatacar volviéndose una herramienta imprescindible para poder salir sano y salvo de cualquier situación.

En el rato que jugué en PC, tuve que luchar contra varios enemigos de un golpe y por distintos frentes, tratando de escabullirme y buscar un mejor lugar para contratacar y es que la horda de combatientes es increíble y nos deja sin aliento, y si a lo anterior le agregamos enemigos que nos lanzan bombas desde altura, créanme que es verdaderamente un suicidio.

Ahora, como los controles y mandos ya nos resultan bastantes familiares, la jugabilidad es bastante habitual, hasta el escenario nos parece conocido, fluido y ágil como en “Bloodborne” y sangriento sufrido como los “Souls”.

La beta nos ha dejado probar seis tipos de ataques con espada, desde el golpe rápido y fuerte, con una o dos manos, nuevas posiciones de combate con escudo, etc.

Ahora, según el arma escogida nuestro guerrero optará por realizar alguno de los nuevos ataques, que si bien se demorarán más en ejecutar, la eficacia es brutal. La beta es bastante completa, de hecho hasta nos deja investigar y hasta incluye subjefes y trolleo para jugadores desprevenidos.

Seguir los mapas en “Souls” siempre ha sido bastante complicado, y el diseño de esta fortaleza no es la excepción, por lo que si queremos encontrar el camino del jefe en menos de 30 minutos deberemos conocer el mapa y localizar enemigos antes, para no perder tiempo en ello.

De hecho, cerca del punto de partida nos encontramos con un dragón que si sabemos cómo aprovecharnos de él podremos incinerar a bastantes enemigos.

Al estar aún en su fase beta, no podemos ser críticos con su apartado gráfico, pero lo que conocemos nos deja con un buen sabor de boca. Los jefes, tanto la bailarina de la iglesia como caballeros tienen fluidez en sus movimientos.

Ahora, también nos da sorpresas y una de ellas es cuando estamos en la zona de tejados y entre un grupo de hombres aparece una masa de carne la que nos deja claro el sistema de destrucción de entorno en cada golpe, dejando en claro que los jefes serán muchos más increíbles.

En lo personal, “Dark Soul III” evidencia que no será el punto final de la saga, sino que se transforma en un nuevo mundo, pero del que tememos que pierda impacto y sorpresa al pasar el tiempo.

Sin embargo, gracias a lo mostrado al menos en la beta del juego pudimos dar cuenta que si bien “Dark Souls III” no tiene la fuerza que tuvo en su primera entrega, el equipo que ha desarrollado el juego ha mostrado talento hasta el último pixel, demostrando que el éxito de este juego no será casualidad.

Sin duda alguna, “Dark Souls III” será la oportunidad que tiene FromSoftware para volver a conquistar a sus seguidores que se perdieron un poco en “Bloodborne”, pero que desean regresar y disfrutar de este compendio con los mejores aspectos de toda la saga.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro