Utilizar a los principales personajes de Nintendo en duelos tenísticos es -obviamente- la línea central de este “Mario Tennis: Ultra Smash”, que agrega un título más a la parrilla de juegos asociados a deportes que la marca japonesa desarrolla y lanza para casi todas sus consolas. ¿El resultado? Un juego entretenido y totalmente recomendable para cuando tengas juntas con tus amigos. Ahora, pensando en un reto que te motive a jugar solo y por un buen par de horas (como lo hace el buen Kart) creo que no logra enganchar, pues al rato se torna lineal, al carecer de elementos extra para usarlo en algo más que juegos casuales.

Revisando en más detalle las opciones o modos dentro del juego encontramos Mega Battle, que incluye la gran idea de Nintendo para este título: Mega hongos. Un ítem especial que es lanzado a la cancha y que harán crecer al personaje que la coja, haciéndolo poderosamente efectivo en el juego (pese a que obstaculiza la visión dentro de la cancha). Otro modo es Mega Ball Rally, en el cual cambias la bola de tenis tradicional reemplazándola por una de mayor tamaño que no debes perder. Knockout Chellenge, que considera el uso de tus amiibos y donde su nivel “mejora” conforme gana experiencia (no es muy brillante que digamos). Otro modo -aunque esperable- es Classic Tennis que, como su nombre lo dice, es un encuentro clásico (sin mega hongos) sea en modo singles o dobles (players o cpus, etc). Todo lo anterior además de una opción online para jugar con tus amigos.

Ahora, por qué dije que Mario Tennis carece de “ganchos” de interés: al jugar el modo clásico (single o doble) carece de un modo torneo, no teniendo tampoco un registro de tus juegos una vez que apagas la consola o derechamente, algo que te incentive a seguir jugando, mejorando o perfeccionarte en lo que el mismo juego ofrece. Lo anterior es triste, porque lo vuelve repetitivo y muy distinto a lo que encuentras en otros juegos de línea similar (como Mario Golf  de 3DS, por ejemplo).

Los movimientos  y el manejo de los mandos es bueno, aportando la jugabilidad suficiente y correcta para utilizar a los dieciséis personajes con que cuenta el título (doce personajes iniciales más cuatro extras para desbloquear), utilizables en al menos nueve tipos de canchas que, además de variar en apariencia, afectan a la velocidad de la bola y su efecto. Se sienten un poco iguales a la hora de manejarlos, pero le dan la cuota de variedad.

Haciendo una suerte de veredicto: El juego es divertido con amigos, pero pudo ser mejor. Lo anterior no significa que sea malo, simplemente se siente falto de opciones que podrían haberlo coronado como uno de los grandes de este 2015. Noviembre fue mes de salida de este título que, sea a medio terminar o quizás con presiones para salir “como sea” este año, supone un pobre añadido a la parrilla de juegos que nos tiene acostumbrados Nintendo.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro