Si bien los juegos First Person Shooter con pinceleos de MOBA son cada vez más populares, la desarrolladora de videojuegos Hi-Rez Studios ha sabido diferenciar­se lo suficiente de sus competidores y una vez más lo logra con “Paladins: Champions of the Realm”, juego que fue lanzado para PC en 2015 y que este año será lanzado en Ps4.

El modo de juego de Paladins se centra principalmente en capturar la bandera en una de las tres zonas preseleccionadas. Cuando un equipo conquista una base, aparecerá un cañón que avanza hacia la fortaleza del equipo contrario para romper sus puertas. Debemos derribar tres de ellas para ganar. Es bastante entretenido ya que debemos escoltar el cañón mientras la horda de enemigos llega a defender su terreno. 

En Paladins encontramos una gran variedad de héroes y de distintas categorías: tanques, quienes defienden a sus compañeros; los supports, que nos curan y defienden; los carrys, quienes se preocupan del ataque a larga distancia, y los assasins, quienes se acercan de forma sigilosa al enemigo para atacarlos, rápidos en ataque pero bajo poder de defensa. Los personajes en cuanto a resistencia son bastante parecidos y no hay uno que sobresalga del otro. 

De seguro has leído hasta acá y te has preguntado: ¿pero qué trae de nuevo? Bueno, es el sistema de cartas que está integrado al juego lo que le da un giro tremendo ya que ayuda a que cada partida sea diferente. 

Cuando iniciamos la batalla debemos elegir una carta, la que determinará nuestro mazo, y ayudará a aumentar el nivel de ciertos ataques y habilidades básicas de cada personaje. Al inicio del juego podemos elegir una, al subir de nivel tres hasta llegar a acumular cinco. Las cartas que aparecen en el mazo son al azar, por lo que nuestra partida estará definida en cierto aspecto por la suerte, pero dentro del mismo juego podemos encontrar cuatro variedades: las comunes, épicas, raras y legendarias. 

Al ganar la partida obtenemos un cofre el cual puede traer una de los cinco tipos. Aunque también existe la opción de comprar cofres radiantes donde nos dan cinco cartas y una rara entre ellas. Ahora si tienes mala suerte y muchas cartas repetidas, puedes combinar y conseguir algunas extras. 

El modo de juego tiene dos mapas distintos, pero falta perfeccionar la variedad de alturas y elementos dentro de la escena. Hi-Rez siempre ha tenido en cuenta a sus jugadores y se espera que en una próxima actualización, Paladins traiga otros modos e incluya más personajes, ya que actualmente sólo hay siete y los equipos se arman con seis.

Es fácil de entender y jugar, a los controles nos acostumbramos rápidamente y no tenemos tiempo de respirar. Cuando nos atacan y morimos, reaparecemos de un momento a otro en nuestra base, desde donde deberemos correr una vez más hacia la batalla las que duran entre 15 a 20 minutos.

En cuanto a su gráfica, si bien en un principio sus texturas y modelos eran bastante mediocres, la desarrolladora suele mejorarlas con el tiempo. Los personajes no llegan a ser tan característicos como los de Overwatch y los efectos de combate no impresionan. Sin embargo, independiente de su diseño, “Paladins: Champios  of the realm” es un juego acción entretenido, que vale la pena probar y que llama mucho la atención. 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de publimetro