Si pensamos en la nueva generación de videojuegos y consolas, resulta peculiar que un título de gráficas planas y simples como “UnderTale” logre despertar tanto interés entre un segmento de jugadores. Diseñado por Toby Fox y desarrollado por GameMaker, inició recaudando fondos en Kickstarter, superando por lejos los fondos solicitados. Fue lanzado en septiembre de este año y ha ganado fama como uno de los juegos obligatorios para todos los amantes del RPG.

La trama no es algo tan novedoso, pero se desenvuelve bastante bien a medida que avanza el juego. En resumen, tomas el papel de un niño que, perdido en un mundo de monstruos, conoce a Toriel, un amistoso ser quien te ayuda en el recorrido para evitar que el rey de los monstruos capture tu alma.

De características simples y claramente influenciado por antiguos clásicos RPG como “Earthbound” de Snes, el juego presenta desafíos poco típicos para hoy: tener la opción de terminarlo interactuando y sin tener que matar a ningún enemigo, supone algo diferente para estos tiempos que corren. Eso, además de varios elementos, le dan al juego un “ángel” que no se encuentra en cualquier título y obviamente justifican los seguidores que ha logrado, no sé si por moda o simplemente porque tenemos el nacimiento de un clásico.

Ya específico en lo que vemos, el apartado visual del juego es de una línea bastante simple y totalmente retro, evocando el espíritu de los 16 bits. Pese a ello, la animación del juego es bastante completa y lograda, que en su complemento con lo minimalista de las pantallas y fondos se defiende, pero no vende de manera efectiva. Ahora, el diseño de personajes y su personalidad son bastante atractivos, siendo claramente uno de los puntos fuertes.

En lo relativo a la música, el soundtrack es genial y agradable, en su mayoría compuesto por bellas melodías que calzan perfecto con las situaciones y acción desarrollada en pantalla. El mérito es que fue creada por su cuenta por el mismo Toby Fox, quien logró combinar épocas y sacar algo que pese a todo el aire retro que tiene el juego, aporta una experiencia diferente.

En la jugabilidad tenemos opciones como en cualquier RPG clásico y casi tipo puzzle, donde los personajes del juego se relacionan y donde para resolver se dan opciones de ataque o de interactuar hablando y resolviendo los temas por vías pacíficas, con opciones distintas y variadas según cada ocasión (sea para agradar y en otras para intimidar a los otros personajes). Lógicamente todo esto afecta al desarrollo del game y del final. Ahora, los enfrentamientos contra los jefes finales casi parecen mini juegos por sus dinámicas y retos distintos en cada ocasión. Manejando un corazón (que simula ser el alma de nuestro personaje), debes sortear verdaderos juegos arcade. Eso le un toque de variedad a lo que “UnderTale” ofrece y que de seguro más de alguno agradecerá.  

El todo en el juego lo vuelve un título recomendable, gran aporte de esos con los que te quedas pegado sus buenas horas frente al PC. Pese a no ofrecer un reto extremo, te deja un buen sabor de boca. Disponible en PC y Mac.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro