Creo que es el juego de Xbox One con mejor crítica recibida hasta el momento, y es que Quantum Break se convierte en la entrega con mayor número de ventas según Microsoft Studios, ¿La razón? “Quantum Break” es ambicioso. Cuenta con una amplia batería de personajes, acción contundente, una excelente narración y giros dramáticos en cada minuto.

Para sus creadores, Remedy Entertainment, desarrolladora detrás de éxitos como “Max Payne” y “Alan Wake”, Quantum Break ha sido un viaje largo lleno de miedos e inversiones, pero sus fans han sabido dar una respuesta positiva, apoyando la historia de Jack Joyce y Paul Serene.

El juego de acción es un shooter en tercera persona que combina todo lo bueno del cine, acción y una fuerte trama argumental, con la posibilidad de manipular el tiempo. Este videojuego- serie de televisión, nos coloca en la piel de Jack Joyce, joven que en un encuentro a altas horas de la noche con nuestro amigo Paul Serene, nos muestra una máquina del tiempo, pero al hacerla funcionar falla. Lo anterior ocasionará en un futuro la fractura del tiempo y espacio, viéndose involucrado nuestro hermano menor. De esta manera, mientras luchamos por salvar el tiempo y recuperar los fragmentos del tiempo, tendremos que enfrentarnos a Monarch Solutions, la corporación de nuestro viejo amigo Serene.

Elementos extraordinarios que encontraremos en la aventura son los tiroteos que efectivamente son espectaculares a nivel estético, además de la serie de televisión que acompaña el juego. Las pinceladas de cámara lenta de Max Payne se unen a la sicología terrorífica de Alan Wake en un solo juego. La trama argumental de “Quantum Break” funciona. Con cinco capítulos, cada uno con cinemáticas que enlazan cada tramo del juego, además de los elementos que enriquecen el contexto narrativo: televisión, radio, correos, etc. que encontramos en nuestro camino ayudan y aportan detalles de cada persona, nutriendo el desarrollo de la historia y profundizando para entender que ocurre anuestro alrededor, además de darnos pistas de lo que ocurrirá en el futuro. 

Aun así, hay otros elementos que lamentablemente no están a la par con su éxito de ventas, algunas mecánicas de shooter son literalmente arcaicas, falta un mejor trabajo técnico al nivel de la gráfica que ofrece la plataforma Xbox One en un juego que no tiene mayor duración de 10 horas y donde su modalidad fuerte de juego es disparar. Además, del problema de resolución, donde no alcanza los 1080p de manera satisfactoria, donde las texturas se demoran en cargar o están a una muy baja resolución, incluso animaciones que no están al nivel de un juego como Quantum Break, alejándolo de la excelencia y de ser el juego del año. Aunque no todo es tan malo como parece, lo que son gráficas y animaciones de los personajes son dignas de mencionar, sobre todo las expresiones faciales y físicas. 

“Quantum Break” es un buen shooter, con una trama trabajada y con personajes profundos, juego que se transformó en el caballo de batalla de Microsoft, pero que no logra ser una obra maestra. Aun así, espero poder jugarlo y disfrutarlo de manera personal, ya que el poder controlar y jugar con el tiempo aporta variedad y se distingue de otros juegos triple A.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de publimetro