El apio es una hortaliza de tallo grueso, hueco y estriado de color verde intenso en el exterior y un tono más claro hacia el interior de la mata. Originario de los países que rodean el mediterráneo y medio Oriente, fue utilizado como condimento por los antiguos griegos y romanos y como medicina por los antiguos chinos. Su cultivo se da en lugares húmedos y la planta requiere de mucha agua.

De textura crujiente, posee alrededor de un 95% de agua y gracias a ello es que tiene características diuréticas. Además tiene sólo 16 calorías por 100 grs comestibles y no aporta grasas.

Entre los minerales que contiene, se destaca el potasio que colabora en la transmisión y generación del impulso nervioso y la actividad muscular. En menor cantidad también entrega calcio y magnesio.

Su consumo mayoritario es como ensaladas y por su agradable aroma, es muy útil en la elaboración de caldos.

 ¡Atrévete con esta receta!

 Ensalada Waldorf   (6 a 8 personas)

 4 tazas apio pelado y cortado en julianas delgadas

1 manzana verde cortada en cubos de 1 cm por lado

3 cucharadas de nueces picadas

3 cucharadas yogurt natural

1 cucharada mayonesa

Jugo de limón

Sal- pimienta

 

Juntar el apio con la manzana y rociar con jugo de limón. Aparte, mezclar el yogurt con la mayonesa hasta incorporar bien. Vaciarlo sobre los vegetales. Agregar sal y pimienta y espolvorear con las nueces picadas. Mantener refrigerado hasta el consumo.

 

Gabriela Sarrat

Nutricionista y académica Escuela de Nutrición y Dietética U. Andrés Bello