El autor de esta dieta es el francés Dr. Pierre Dukan, quien trató a un obeso (sin dedicarse a la nutrición en aquellos años) y que lo único que le pedía era que no le quitase las carnes. Accedió a la petición de su paciente, diciéndole: “Coma todas las carnes que quiera (pero sólo carnes) y vuelva a control en 5 días”. Para sorpresa de ambos había bajado 5 kilos y el paciente no sentía estar a dieta y lo más importante que no sentía hambre.

Muchos años después el Dr. Dukan escribió el libro: “No consigo adelgazar”, con traducción al español el 2010, comenzando así la historia de la “Dieta Dukan”. Esta consiste en seguir cuatro fases, explica Erwin Núñez, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello. La primera de ella, se denomina Régimen de Ataque (proteínas puras), la cual provocaría resultados inmediatos en la baja de peso. Esta debe realizarse por 5 días.

“Básicamente consiste en comer sin limitaciones de cantidades y a cualquier hora del día, alimentos como carnes con poca grasa (ternera, vacuno, caballo y todas las aves de corral excepto patos y gansos). A esto se agrega, todos los pescados y mariscos, jamón, huevos, tofú, leche descremada (1 taza al día), queso freso, quesillo y yogur desgrasado sin azúcar”, detalla. Se recomienda beber como mínimo 1,5lt de agua al día o café, té o infusiones sin azúcar. Está permitido el uso de endulzantes.

Fase crucero

La segunda etapa es la Fase Crucero, que es cuando se alterna el régimen de proteínas puras con verduras. Están permitidos tomates, pepinos, rábanos, espinacas, espárragos, puerros, porotos verdes, coles, champiñones y setas, remolacha e hinojo. Se pueden consumir todas las lechugas, endivias, acelgas, berenjenas, zapallo italiano, pimientos, y hasta zanahorias y betarraga, siempre que no se consuman en todas las comidas y pueden ser crudas o cocidas, sin restricción de cantidad, mezcla ni horas.

“Durante toda la fase de crucero, se recomienda alternar un período de proteínas con verduras y otro de proteínas sin verduras hasta alcanzar el peso anhelado, en esta etapa puede bajar1 kg por cada semana de dieta”, advierte Núñez. La tercera etapa, Fase de Consolidación, tiene una duración de 10 días por cada kg de peso perdido. Por ejemplo, si un paciente perdió 20 kg deberá seguir esta etapa por 200 días.

A los alimentos de la etapa anterior, se debe adicionar una porción de fruta al día, con excepción del plátano, uva y cerezas. Además se agregan dos cucharadas de salvado de avena diarios y dos rebanadas de pan de molde integral. “Debe mantener un día a la semana (el jueves) con el régimen de la primera etapa (sólo comer proteínas). Se permiten 2 comidas completas en la semana (1 para la primera mitad de esta etapa y 2 para la segunda mitad),  además debe caminar 25 minutos cada día”, explica el académico de la UNAB.

Proteínas puras

La cuarta etapa de la dieta Dukan es la Estabilización. “En ella se recupera una alimentación normal, manteniendo eso sí como base la plataforma de la etapa de consolidación. Se debe mantener el jueves de proteínas puras. Diariamente consumir tres cucharadas de salvado de avena y renunciar literalmente a los ascensores”, comenta el experto.

Esta dieta no ha estado exenta de polémica ya que su método se basa en instar a los pacientes a comer todo lo que quieran de una lista limitada de alimentos, principalmente proteínas y restringiendo las frutas y verduras, lo que podría asociarse con un aumento de colesterol, problemas cardiovasculares y cáncer de mama.

“Actualmente, en Francia se disputa una batalla judicial por los serios problemas de salud que acarrearía el seguimiento de esta dieta”, advierte Núñez. Otra de las posibles desventajas es que en el libro el autor habla desde su experiencia, sin hacer menciones a referencias científicas que demuestren una clara evidencia.

“Probablemente sea sólo una dieta de moda, con un gigantesco marketing de productos alimenticios con la marca del autor que prometen bajar de peso y a cambio el paciente debe seguir una dieta poco variada”, concluye el especialista.