La justicia declaró culpable a Juan Ignacio Eduardo Soto por los delitos de daños a la propiedad de Metro de Valparaíso y de lesiones en contra del maquinista Cristián Fernández, condenándolo a una pena de 270 días de presidio menor en su grado mínimo, además de la suspensión de poder ejercer cargos públicos durante el tiempo de la condena y una multa de 2 UTM, que en el valor de hoy, bordearía los 90 mil pesos.

Condena similar

Esta sentencia se suma al anterior fallo del pasado 10 de abril, donde se condenó a Martín Guerra Ríos a 61 días de presidio menor en su grado mínimo, por daños a la propiedad de Metro Valparaíso y lesiones a los maquinistas, Cristian Fernández y Fernando German Cortes, hechos perpetrados el 31 de julio y el 10 de agosto de 2013.

Al referirse al resultado judicial, Marisa Kausel, gerente general de Metro Valparaíso, destacó la importancia de las condenas y su efecto disuasivo. “Seguiremos llevando adelante todas las acciones judiciales que sean necesarias para evitar la repetición de este tipo de situaciones. No podemos permitir que miembros de nuestro equipo que están cumpliendo con su trabajo sean atacados, ni tampoco que se afecte un servicio público vital como Metro Valparaíso. No nos cansaremos de repetir que este tipo de hechos no afectan a una empresa en particular, provocan un daño a toda la comunidad de la región y a los miles de pasajeros que diariamente ocupan nuestro servicio”.

PUB / DIG