Quedan sólo dos días para la entrada en vigencia de la norma de tránsito que obliga a los conductores a portar un chaleco reflectante en el interior del vehículo. Así, desde el 1 de enero todos los autos deberán contar con por lo menos una unidad de este elemento de seguridad o de lo contrario se expondrán a multas que van desde las 0,2 a las 0,5 UTM.

En este contexto, desde Automóvil Club Chile revelaron a través de un estudio, aplicado a 600 conductores de diversos estratos socioeconómicos, que el 81% aprueba la incorporación de este elemento al kit de seguridad.

Sin embargo, ante la pregunta de que si utilizaría este elemento ante una eventual emergencia vial la medición arrojó que un 64% estaría dispuesto a usarlo, dejando a un importante 36% de los consultados con la negativa de ponerse el chaleco ante una emergencia.

El gerente de Asuntos Públicos de Automóvil Club Chile, Alberto Escobar, destaca que la nueva normativa que entra en vigencia a partir de 2016 es "una medida efectiva, fácil de implementar y de bajo costo".

Sin embargo, agrega que podría haber sido más completa para que se proteja la integridad de otros actores viales. A su juicio se excluyó "a quienes están más expuestos a peligros en las vías como son los ciclistas y motoristas. También, faltó normar la inclusión de elementos reflectantes en los uniformes escolares que les permita distinguir a los estudiantes en los momentos de menor luminosidad".

PUB / DIG