Entre enero y noviembre de este año fallecieron 508 personas que teniendo una patología garantizada por el plan AUGE, no recibieron la atención en el plazo establecido por la ley. 

Así lo confirma el oficio enviado por Fonasa a la comisión que analiza la acusación Constitucional en contra de la Ministra de Salud, Carmen Castillo. 

Según la información que este miércoles reproduce “El Mercurio” los datos fueron solicitados por los diputados acusadores, quienes establecieron el periodo entre el 23 de febrero y el 11 de noviembre, por ser las fechas en que asumió la ministra Castillo y el día que se presentó la acusación.

En los resultados entregados en Fonasa, además de dar a conocer el número de personas fallecidas mientras esperaban la atención AUGE, se establece que “no se puede asociar las causas de muerte con el problema de salud GES que aqueja a la persona y mucho menos que la no atención oportuna del mismo propicie el fallecimiento”. 

El documento, con fecha 1 de diciembre, expone además que la mayoría de los casos analizados se refiere a un segmento de la población adulta mayor de 65 años y que “la mitad de los casos corresponden a patologías que no provocan muerte, por ejemplo, vicios de refracción y cataratas así como la entrega de órtesis”. 

PUB/NL