Tras la alerta sanitaria decretada por el Ministerio de Salud y la resolución emitida por la Seremi de Salud de la región Metropolitana, el plan de contingencia se reforzará a través del apoyo de 7 comunas que colaborarán en el retiro de la basura acumulada en Santiago, a raíz de la paralización que se extiende en los empleados públicos al no existir acuerdo con el gobierno en el reajuste salarial.

Al plan de contingencia supervisado por la autoridad sanitaria, se sumará la ayuda de los municipios de Independencia, Recoleta, Estación Central, Las Condes, Vitacura, Lo Prado y Ñuñoa, que ya se encuentran en coordinación con el municipio de Santiago. 

La medida apunta a reforzar la recolección de los desechos, mediante camiones, contenedores, cargadores y personal, y la autoridad sanitaria llamó a todos los municipios de la región Metropolitana a colaborar ante esta alerta. 

Al respecto,  el seremi de Salud de la Región Metropolitana, Carlos Aranda, sostuvo que “Santiago, además de sus habitantes, recibe diariamente casi 2 millones de personas que trabajan, estudian o se movilizan. Ayudar a Santiago es ayudar a toda la población de la región y esperamos que los alcaldes acojan esta solicitud en beneficio de todos los santiaguinos”.

Desde el inicio de la paralización de funcionarios públicos, la Seremi de Salud RM ha sostenido mesas de trabajo junto a las comunas que tienen recolección de basura municipal, en donde sólo Santiago ha presentado acumulación de residuos en la vía pública, lo que llevó a decretar una alerta sanitaria. 

La Seremi de Salud RM mantendrá las medidas de coordinación y fiscalización, hasta que finalice el paro de los funcionarios del sector público. 

Sin embargo, Aranda reiteró el llamado a la ciudadanía a colaborar y dijo que “es importante sellar bien los desechos orgánicos en más de una bolsa plástica, disponiéndolos en contenedores cerrados con tapa y reciclar cartones, vidrios, plásticos y papeles por separado”. 

 

PUB/IS