A disposición del Juzgado de Garantía de Quilpué, quedó este sábado la joven Josefina López Núñez, de 24 años, quien figura como una de las integrantes de la secta que en un ritual incineró a una guagua de tres días de vida, el 23 de noviembre del año pasado.

Ella era buscada por la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI, tras la detención a mediados de semana de cuatro integrantes del grupo religioso. Ante el acoso de los detectives, la joven resolvió entregarse en la tarde de ayer en el cuartel de la Brigada de Investigación Criminal de Quilpué y los detectives hoy la llevaron a la audiencia de control de detención en el citado tribunal.

Cabe recordar que el jueves pasado dicho juzgado dejó en prisión preventiva a cuatro de los integrantes detenidos por el crimen del bebé. Ese día el Ministerio Público formalizó a la madre del menor fallecido, Natalia Guerra (25), por parricidio, mientras que en contra de David Pasten (30), María del Pilar Álvarez (25) y Carla Franchy (34) se presentaron cargos por homicidio calificado.

La PDI continúa las pesquisas para dar con otros tres miembros de la secta, se trata de Pablo Undurraga Atria (30), Carolina Vargas San Martín (38) y el líder del grupo, Ramón Gustavo Castillo Gaete (35), apodado "Antares de la Luz".

Según la PDI, este último sujeto se encuentra en Perú, tras salir de Chile el 19 de febrero pasado y se estima que está formando un grupo en ese país.