Era cerca de las 17:00 de este martes cuando Gendarmería de la Cárcel de Quillota se percata que en el Pabellón 4 hay un túnel. Con 3 metros de longitud, el “hoyo” que habían hecho los internos iba ser usado para escapar, tal cual lo hizo el narcotraficante mexicano, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Según informó Chilevisión, los gendarmes notaron el forado luego que realizar una ronda de rigor. A causa del hecho, iniciaron un rastreo a las celdas de ese pabellón, el cual mantiene a cerca 10 grados. Ahí encontrar una bolsa llena con partes de ropa, la que se usaba por los constructores del túnel para transportar tierra. 

Con ello se pudo descubrir que los reos comenzaron a realizar el túnel usando implementos caseros, como cucharas y otros utensilios. Para evitar que sus celdas se llenaran de tierra, los internos hacían unas pequeñas bolsas de género, las cuales llenaban con tierra. Después, otro equipo se encargaba de esparcir todo en el entretecho. 

La forma de actuar de estos reos adquiere características similares al escape que se realizó en Santiago en enero 1990, cuando 49 reos miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez terminó escapando gracias a un túnel de 60 metros.

Tras el hecho, Gendarmería separó a 7 internos de los cuales 2 serán derivados a la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago. El resto será trasladado al Complejo Penitenciario de Valparaíso. 

Mientras tanto, la Policía de Investigaciones (PDI) será la encargada de averiguar si es que hay más reos que hayan participado de la construcción de este túnel.   

PUB/JLM