El grupo “Defensa de género” integrado por seis apoderadas del kínder A de la Escuela Básica Salvador Sanfuentes fue el precursor para que el establecimiento adoptara la decisión de impartir educación sólo para niños a aceptar la posibilidad de aceptar niñas en sus salas de clases, logrando así tener un colegio mixto que de adapte con la inclusión y equidad de género. 

La Escuela Salvador Sanfuentes imparte enseñanza segregada desde sus inicios en 1920, pero desde hace aproximadamente ocho años los cursos preescolares (prekínder y kínder) cuentan con educación mixta, pero las niñas de esos niveles al pasar a 1º básico junto con padres y apoderados tienen que buscar otros establecimientos. 

El hecho de tener que emigrar de colegio fue decisor para que Asenet Catalán, quien es apoderada y presidenta del centro de padres del Kínder A, formara el grupo “Defensa de género”, con los que idearon una encuesta para cambiar la situación. 

“Empezamos con la inquietud que desde el próximo año se tendrían que ir del colegio, y como mi otro hijo pasó por ese colegio con una educación excelente queremos darle las mismas oportunidades, por eso elaboramos una encuesta formal para recoger las opiniones de todos los apoderados”, señaló a Publimetro Asenet Catalán. 

La encuesta fue cobrando fuerza dentro de los padres y apoderados, quiénes en su mayoría aceptaron que niños y niñas tengan clases comunes, fue conversada al interior del Consejo Escolar, que cuenta con representantes de toda la comunidad escolar y luego pasó a una reunión con la alcaldesa de la comuna de Santiago, Carolina Tohá. 

A pesar que la edil de la comuna de Santiago anunció que se están haciendo las gestiones para que desde el próximo año se integren alumnas, para una de las inspectoras del colegio, quien está a cargo de la disciplina de los estudiantes expresó que no ve con tan buenos ojos el cambio. 

“No estoy muy de acuerdo, porque como es un colega emblemático con tradición de hombres, se perdería la habitualidad, además que tengo la impresión que los niños tendrían algunos problemas en términos de comportamiento porque deberían cambiar las cosas que hacen ahora”, expresó a Publimetro Yufeng Lay. 

Sin contar con las críticas de parte de algunos integrantes de la comunidad educativa, desde la dirección del establecimiento señalaron que están felices y dispuestos para integrar mujeres en las aulas, y que están analizando temas estructurales. 

“Nadie se ha negado a que la escuela sea mixta, sólo que es complejo por temas estructurales.. de acuerdo a la encuesta algunos estudiantes decían que no porque es una tradición que sólo sea de hombres, pero desde que empezó la inclusión como que ha ido prendiendo la idea que hayan niños y niñas y más que eso que se tienen que recibir a todos, extranjeros, sin selección, porque la idea es que cualquier alumno que quiera estudiar y que alcancen las vacantes pueden ingresar”, sostuvo la inspector general Leslie Sanfuentes.