Uno de los abogados de Natalia Compagnon, Antonio Garafulic, confirmó este viernes un completo quiebre entre su defendida y La Moneda, debido a que asesores y personeros de Gobierno “han tratado de interferir indebidamente" en la tramitación del caso Caval. 

Según señaló Garafulic a La Segunda, la defensa de la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet entró en una nueva etapa, la que "implica una separación completa con el segundo piso y todo lo de La Moneda". 

El giro en la estrategia se produce luego de contratar a los abogados que representaron al albacea de Pinochet, Óscar Aitken, Rodrigo Henríquez y Gabriel Salazar. 

“Importa un rediseño en las estrategias comunicacionales, jurídicas y contestatarias en orden a los cargos que se le han hecho”, detalló Garafulic, refiriéndose a los presuntos delitos tributarios vinculados a declaraciones de impuestos maliciosamente falsas por parte de Caval que se le acusan. 

El abogado defensor también aseguró que la nueva estrategia será “más agresiva” y, para esto, "vamos a ver que todas las personas que han hablado contra ella respondan por sus imputaciones. Esto significa que vamos a ejercer acciones en contra de cada una de ellas". 

Consultado por la relación entre Compagnon y la Presidenta Bachelet, manifestó que “las relaciones familiares se encuentran en muy buenos términos, pero deben ser canalizadas en esos términos, en familia, no con La Moneda, porque asesores y personeros han tratado de interferir en la tramitación de esta causa". 

Garafulic también sostuvo que "los abogados comandados por Felipe Polanco e Isidro Solís tenían un diseño de contención. Mi llegada causó molestia en ese equipo, pero lo que importa es que desde ahora la estrategia es separar las aguas y plantear una defensa más jurídica, netamente en tribunales y reaccionar a todas las aristas en que Natalia ha estado en silencio". 

"Hemos sido muy respetuosos de la Fiscalía y de los actores, pero ya es tiempo de no seguir tolerando que cualquier persona pueda realizar imputaciones gratuitas", puntualizó el abogado de Compagnon.

PUB/SVM