El abogado querellante del caso que indaga el asesinato de Viviana Haeger, Sergio Coronado, analizó las causas por las cuales el esposo de la víctima, Jaime Anguita, habría tenido participación en el crimen.

"La evidencia del sitio del suceso, la forma en que estaba el cadáver y todo lo demás daban cuenta que el único móvil posible aquí era uno de tipo pasional", sostuvo a La Segunda.

Consultado si el matrimonio no pasaba por un buen momento en la época en que sucedió el crimen, afirmó que "el mismo Anguita, los amigos y los familiares daban cuenta de que no era una relación que uno pudiera calificar de normal, no obstante que había ciertas apariencias que se mantenían ante el resto del grupo familiar".

"Todo era indicativo, sí o sí, en los hechos acumulados, de un vínculo o un acercamiento entre la persona que ejecuta el homicidio y la víctima. El que me haya contactado este persona (la que le dio los datos de la existencia de Pérez Mansilla), que me haya ubicado obedece a que nunca descartamos ninguna información ni fuente. Lo que había que hacer era chequearla y darla al fiscal", añadió.

Por último, Coronado indicó que este viernes Anguita debería ser formalizado por "homicidio calificado, delito que se castiga con penas que empiezan en los 10 años y llegan a la cadena perpetua, pero hay cosas muy relevantes que despejar todavía. La formalización recién será el viernes".

PUB/CM