Una abuelita de 82 años sorprendió este viernes a los encargados y quienes se encontraban en la sucursal de una AFP en Concepción, tras encadenarse en el frontis del recinto para protestar por la caída de las pensiones en un 2% que comenzará el próximo 1 de julio.

Imilsa Contreras, quien es vicepresidenta de la Asociación de Pensionados de Concepción, fue quien realizó la manifestación junto a un grupo de adultos mayores, afirmando que ella recibe una pensión de $150 mil, la cual descenderá en $3 mil al mes siguiente.

“En julio van a bajar la pensión a los jubilados porque la gente vive más años, pero se olvidan de que hay mucha gente que se está muriendo antes de recibir pensiones por las condiciones de salud y la desprotección que existe en el país”, sostuvo la mujer a   El Desconcierto.

Para la mujer, la única solución existente es “volver a como fue siempre, que la gente pueda recibir mejores jubilaciones, porque actualmente las pensiones son un negocio para los que están arriba; porque si este sistema no se echa abajo, todos van a ser afectados, toda la gente joven que va a jubilar en el futuro también va a ser afectada”. 

Debido a la protesta, los encargados de la sucursal cerraron la oficina y llamaron a Carabineros, quienes al llegar no debieron hacer uso de la fuerza pues Contreras abandonó pacíficamente el lugar.

PUB/CM