No solo los niños disfrutan de buscar y comer los siempre apetecidos huevitos de Pascua.

Como es tradicional, el Buin Zoo organizó una actividad donde los visitantes y, por como no, sus inquilinos, fueron protagonistas compartiendo en esta oportunidad la visita del conejo.

Los animales recibieron este domingo unos llamativos huevitos, los cuales estaban rellenos con sus alimento favoritos.

Esta actividad ya tiene 6 años de tradición y se ha transformado en un clásico de la Semana Santa, en donde padres e hijos observan a los animales en una actividad distinta, y además disfrutar de un panorama familiar único.

Los huevitos repartidos a los ejemplares de Lemures, Oso Malayo, Leones y Papiones, son huevos de avestruz que previamente fueron vaciados y finalmente rellenos con el alimento.

En la galería pueden revisar las postales que dejó esta dulce jornada en el Buin Zoo.

PUB/VJ