Durante la tarde se dio a conocer un accidente que este miércoles afectó a lo menos a ocho nuevos vagones del metro, importados desde España. 

El accidente ocurrió mientras las máquinas eran transportadas vía marítima hacia nuestro país por el buque Yasmín C, el que había zarpado en última instancia desde el puerto peruano del Callao. 

Según se reporta, un cambio en la forma de acomodar la carga al interior del barco, habría provocado que uno de los separadores cediera y generara que un grupo de planchas cayera sobre al menos ocho nuevos y flamantes vagones, destruyéndolos por completo.

"El día miércoles llegaron al puerto de Valparaíso dos trenes (...) que circularán por las nuevas Líneas 6 y 3 de Metro de Santiago. Uno de esos trenes presentó daños importantes producto de la caída de una compuerta y parte de la carga de una bodega que estaba sobre los carros durante el proceso de transporte", reportó Metro mediante un comunicado. 

"Dicho tren no ha sido ni será recepcionado por Metro. El accidente no afectará la ruta del proyecto, ni en tiempos ni en la operativa comprometida. CAF, la compañía fabricante de los carros, activó los seguros comprometidos para estos efectos", precisaron.

"La flota de 37 trenes llegará al país en forma paulatina desde Europa donde han sido fabricados. Su puesta en servicio está proyectada para 2017 y 2018, con la inauguración de las nuevas Líneas 6 y 3. Actualmente, las obras de la Línea 6 registran un 71 por ciento de avance, mientras que las de la Línea 3, un 52 por ciento", aclara el texto.

El costo total de los nuevos trenes asciende a US$3.000 millones, según informó Metro, por lo que cada tren tendría un costo de US$81 millones. 

PUB / DIG / SVM