Tras la quinta preemergencia ambiental en la capital, el coordinador de la agrupación ciudadana “Acción Ecológica”, Luis Mariano Rendón, catalogó como un absoluto fracaso acciones de descontaminación en la región Metropolitana.

A juicio de Rendón, durante esta jornada los índices de calidad del aire ameritaban que las autoridades decretaran emergencia ambiental, por lo que hizo un llamado al Gobierno a corregir “errores”.

“En Chile hay personas que mueren diariamente por la contaminación y las autoridades son cómplices pasivos. No puede ser que la ciudadanía debe escuchar explicaciones tan burdas como las del intendente Orrego, quien explica la mala calidad del aire por las parrillas que se encienden para ver un evento deportivo”, señaló Rendón.

“El Plan de Descontaminación de 1997 se dio un largo plazo, hasta 2011, para cumplir con las normas de calidad ambiental chilenas, las que por cierto no son particularmente rigurosas. Las organizaciones ecologistas dijimos en ese momento que era un plazo muy largo para solucionar un problema que incidía en la muerte prematura de muchas personas”, dijo el dirigente de la agrupación ecológica.

“Por otra parte, a comienzos del Gobierno de Ricardo Lagos, siendo Michelle Bachelet Ministra de Salud, se prometió que el año 2005 se terminarían las alertas ambientales”, agregó.

Asimismo, Rendón lamentó que “estamos en 2016 y no se ha cumplido con las normas de calidad ambiental e incluso estamos llegando a niveles de emergencia ambiental”.

El coordinador de “Acción Ecológica” indicó que no corresponde que las autoridades escondan su responsabilidad tras eventos climáticos coyunturales, pues acá no se ha cumplido tampoco con las normativas que establecen promedios anuales máximos de contaminación.

“Y este incumplimiento tiene que ver directamente con que no se han tomado las medidas que hay que tomar, en algunos casos por desidia, en otros por falta de coraje para hacer lo que hay que hacer y en otros derechamente por favorecer negocios particulares incompatibles con la descontaminación”, argumentó Rendón.

Entre los errores que deben ser corregidos, el dirigente ecologista señaló que “debe revertirse la expansión de Santiago sobre las tierras agrícolas, impulsada durante el primer Gobierno de Bachelet y aprobada durante el Gobierno de (Sebastián) Piñera, pues una ciudad que se expande genera viajes motorizados más prolongados y por ende mayor emisión de contaminantes”.

“Además debe prohibirse derechamente el uso de la leña en la Región Metropolitana, medida que las organizaciones ecologistas planteamos en la reformulación del Plan de Descontaminación el 2007, pero que el Gobierno de la época no quiso acoger”, añadió.

“Debe desincentivarse el uso del automóvil particular, responsable en gran parte de la contaminación, con medidas como la tarificación vial, sobre lo cual existen muchos proyectos, pero que desgraciadamente han estado durmiendo en los cajones de las autoridades”, puntualizó el dirigente ambientalista.

PUB/CM