Pese a que el Gobierno informó haber alcanzado un acuerdo con dirigentes de los pescadores artesanales de seis comunas de la Isla de Chiloé, a excepción de Ancud y Quellón, el arreglo aún no ha sido ratificado por las bases de las localidades cuyos representantes aceptaron la oferta gubernamental que permitiría destrabar el conflicto que ha tenido paralizadas las principales ciudades del archipiélago. 

Pasadas las 19:00 horas de este sábado, en Castro y Dalcahue, dos de las siete comunas que adhirieron al acuerdo, los pescadores se mantenían en los puntos de bloqueo, a la espera de que los dirigentes regresaran desde Puerto Montt para informar en detalle el tenor del arreglo al que se llegó con el Ejecutivo. 

Los dirigentes de los pescadores de las comunas de Castro, Dalcahue, Curaco de Vélez, Quemchi, Puqueldón, Queilén y Quinchao, aceptaron la propuesta del Gobierno y suscribieron el acuerdo. 

No así los representantes de los trabajadores de mar de las comunas de Ancud y Quellón, en los extremos norte y sur de la Isla de Chiloé, Maullín y Carelmapu, además de Los Muermos, Calbuco, en Puerto Montt, y las comunas de la costa de Osorno. 

En el caso de Ancud, los dirigentes de los pescadores artesanales se reunían esta noche, luego de rechazar la oferta del Gobierno, para analizar el curso de a movilización en esa comuna, en la entrada norte del archipiélago. 

PUB/SVM