De adultos y niños. Con diseños modernos y en su caja salvo por un detalle: el nombre los delató ante los funcionarios de Aduanas de Iquique, quienes lograron dar con estas 23 mil zapatillas falsificadas.

Los artículos, que en total suman 320 millones de pesos, se encontraban en 543 bultos y consignadas como calzado, fijando como primera destinación la Zona Franca de Iquique y posteriormente Santa Cruz, Bolivia, como detalló la institución en su página oficial.

El engaño quedó al descubiero al momento de desconsolidar la carga. Allí, los fiscalizadores constataron que las marcas de los productos eran "Adidos" y "Odidas", nombres que imitaban el diseño del logo original -"Adidas"-.

Además, se encontraron también imitaciones de modelos e isotipos de las marcas Nike, Puma, Vans, Disney y Under Armour.

La carga quedó retenida tras la denuncia presentada por Aduanas. Hasta el momento no se reportaron detenidos.

El procedimiento tras recopilar información sobre unos contenedores que venían desde China con destino a Iquique, los cuales fueron revisados al llegar a destino. En total, dos de ellos mantenían mercancías que infringen la Ley 19.039 sobre Derechos de Propiedad Industrial.

PUB/VJ