Este viernes se dieron a conocer los resultados de la encuesta Adimark correspondiente a agosto, en donde la Presidenta Michelle Bachelet alcanzó un 19% de aprobación, la más baja en la historia de la medición.

Por su parte, el rechazo a la gestión de la Mandataria llegó al 77%, mientras que el respaldo al Gobierno es del 13% y su desaprobación llega al 84%.

Sin embargo, el poco apoyo a la actual administración no fue el único aspecto que registró una cifra récord, pues el ministro del Interior Mario Fernández también aportó en dicho ámbito.

Acorde al sondeo, el jefe de gabinete tiene un 36% de conocimiento por parte de la población. En ese punto, el estudio apuntó que "tan bajo nivel no se había observado con anterioridad respecto a este cargo".

Este aspecto salta a la vista tras compararlo con los dos antecesores que ha tenido Fernández en su puesto durante la gestión de Bachelet.

Durante el último mes de Rodrigo Peñailillo como titular del Interior en mayo de 2015, registró un grado de conocimiento de 85% según Adimark. En tanto, Jorge Burgos en mayo pasado alcanzó un 75%.

Entonces salta la duda: ¿Por qué tiene tan bajo nivel de conocimiento el ministro Mario Fernández?. Para el cientista político de la Facultad de Derecho de la Universidad San Sebastián, Patricio Gajardo, uno de los puntos trascendentales en este bajo grado de conocimiento a Fernández, se debe a que el secretario de Estado no ha dado a conocer de forma pública sus puntos de vista frente a temas relevantes. 

“El ministro no es ni ha sido un aporte, ni tampoco un desaporte, en términos que no contribuye en nada ni en favor ni en contra para la opinión pública, es irrelevante preguntarle al ministro porque no habrá nada que querrá decir, para tener impacto en los medios no basta con tener un cargo, sino que la gente perciba que tus opiniones son relevantes y generan un efecto en el debate público y el ministro ha sido tremendamente obsecuente”, señaló a Publimetro el experto. 

Además, el ser preguntado sobre las posibilidades de aumentar el conocimiento de las personas en los meses que queda de gobierno, el experto fue claro al manifestar que no hay un escenario claro. 

“Desde que partió lo hizo con esa obsecuencia, en la cual no hay ningún planteamiento personal o ninguna reflexión que sea un aporte al debate, por consiguiente yo creo que en el caso de él ya no lo hizo y es complicado que esto vaya a cambiar”, finalizó. 

PUB/CM