Un menor de 15 años fue detenido por Carabineros en la jornada de ayer, luego que una pareja de delincuentes robara unos 30 millones de pesos en joyas y otras especies desde la joyería Aurus de Gran Avenida. 

Según informes preliminares, los asaltantes rompieron la puerta de la tienda utilizando un lazo, luego ingresaron a ella y amedrentando a quienes se encontraban en el lugar para realizar el ilícito. Luego se dieron a la fuga en el mismo vehículo en que llegaron hasta la joyería. 

Después que huyeron los delincuentes con el botín, el joven fue detenido por la policía uniformada porque se le sorprendió arrojando a la calle “miguelitos” que portaba en su mochila. La acción la realizaba en muchacho para, obviamente, entorpecer o impedir la persecución de los ladrones. 

El menor fue trasladado hasta la 10° Comisaría de Carabineros de La Cisterna, y en su casa la policía encontró un arma de fuego encargada por robo a un particular en la comuna de San Bernardo. 

Los ladrones ya estarían identificados y las declaraciones serán clave para dar con ellos. 

PUB/JLM