En entrevista con el diario  La Tercera, la ministra de Educación, Adriana Delpiano, se refirió a los detalles de la última reforma del área, esto luego del comité político de ayer,  donde el gobierno evaluó la primera semana del nuevo proyecto

"Creo que la primera semana ha tenido dos fases. Primero, simultáneo con la entrada de proyecto al Congreso hubo una gran efervescencia. Y creo que una vez ingresado, cuando los parlamentarios, rectores, estudiantes y la sociedad ya lo conocieron, hubo una cierta tranquilidad. Yo puedo estar de acuerdo o en desacuerdo con aspectos específicos, pero ya no sobre situaciones un poco armadas a a partir de ciertas ideas o prejuicios de lo que el proyecto es o no es. ¡La más contenta de que el proyecto haya entrado al Congreso soy yo!”, aseguró la ministra

Delpiano continuó afirmando que es un proceso complejo y que dependerá de la voluntad de los legisladores poder lograrlo y que ha escuchado transversalmente que hay una necesidad de un diseño de la educación superior en Chile que dé cuenta de todos los cambios que ésta ha tenido.

"Nadie se ha planteado la posibilidad que el proyecto no sea aprobado dentro de este gobierno. Ni siquiera ha sido tema. Por muy complejo que sea el proyecto, no creo que no podamos sacarlo en un año y medio. Este es el último de los grandes proyectos comprometidos en la reforma, tenemos un año y medio por delante, no hay razón para que no lo saquemos. Si el día de mañana hay un tema que es más complejo que el resto, se evaluará en su mérito, pero siempre puedes tener otra salida lateral como una indicación sustitutiva, pero no es la idea. Creo que hay tres grandes capítulos del proyecto sobre el cual puede haber observaciones, pero no habrán grandes diferencias. No hay nadie que no considere que este país no debe tener una subsecretaría de educación superior, una superintendencia y un consejo de la calidad que vele por la fe pública. Además, está bastante bien planteado respecto a dar garantías a todo el mundo. Tiene un carácter autónomo. El financiamiento seguramente será lo más debatido” añadió Delpiano

Por otro lado, sobre el término del CAE la ministra afirmó que este sistema le ha permitido a miles de personas estudiar con una deuda que hoy es más baja, mejor regulada. El gran problema del CAE y por qué se transformó en una mala palabra es por la participación de la banca en este crédito.

Respecto al caso de investigaciones que el Mineduc abrió contra 11 universidades, Delpiano dijo que: “ Cuando llegué, la División Jurídica me presentó la situación de todo lo que se había investigado y en ese momento no había nada pendiente. Los proceso se cerraron y algunos fueron a dar a la Contraloría o a la Fiscalía.

Finalmente cuando se le preguntó sobre si el delito de apropiación indebida para evitar el lucro es suficiente agregó que no puede haber una institución con fines de lucro que sea la propietaria de la universidad o instituto, sino que tiene que ser una institución sin fines de lucro, una corporación, no una sociedad de profesionales."Lo que se plantea en ese sentido es que tu vas a tener una gama de faltas o delitos, que puede ser leve, grave o gravísima y tienes distintos instrumentos para cada cosa. Si es gravísima es porque estas sacando dinero de la actividad educativa y no lo estás reinvirtiendo en la actividad educativa"

PUB/FR