El Servicio Nacional de Aduanas decomisó un millonario contrabando de éxtasis, que un pasajero proveniente de Madrid, pretendía ingresar a Chile a través del Aeropuerto Internacional de Santiago. 

Tras aplicar perfiles de riesgo y seleccionar el equipaje para revisión exhaustiva, los fiscalizadores de la Unidad de Drogas detectaron 5 bultos, ocultos en el doble fondo de una maleta, que contenían 8.423 pastillas de MDMA, nombre científico de la droga sintética. 

La acción de Aduanas evitó que el pasajero, de nacionalidad portuguesa, concretara la comercialización de las pastillas por un valor calculado en $210 millones de pesos, considerando que cada unidad se vende a unos $25 mil pesos. 

Con este nuevo decomiso, uno de los más cuantiosos en lo que va de este 2016, Aduanas ha detenido este año el contrabando de más $ 1.038 millones en éxtasis, tras el hallazgo y retención de un total de 41.551 unidades. 

Dicha cifra supera, además, en 109% el total de incautaciones de MDMA registradas en 2015, cuando se detectaron 19.834 unidades, a nivel nacional. 

La Aduana Metropolitana ha sido la más activa en la detección de este tipo de contrabando, con el decomiso de 23.802 unidades de MDMA, cifra que equivale al 57% del total detectado en 2016 y que, respecto del año pasado, supera en 25% los decomisos en este punto de control. 

Las últimas 8.423 pastillas, que fueron halladas usando el escáner de rayos x ubicado en la zona de arribo de pasajeros del aeropuerto, son azules y rosadas, exhiben la imagen de la cara de una rana y venían distribuidas en 5 bolsas negras, perfectamente selladas y ocultas dentro de la maleta. 

El director de la Aduana Metropolitana, Rodrigo Díaz, destacó el trabajo realizado por los funcionarios del Servicio, “quienes, primero, identificaron al pasajero sospechoso y luego supieron interpretar adecuadamente las imágenes mostradas por el escáner, para poder evitar el ingreso a Chile de este millonario cargamento de éxtasis, uno de los más grandes que hemos tenido este año”. 

PUB/CM