Fiscalizadores de la Dirección Regional de la Aduana de Iquique interceptaron un millonario cargamento de billetes falsificados que pretendían ser ingresados al mercado chileno y argentino. 

Se trata de US$401.000 y 37.400 euros confeccionados en papel de alta calidad y con sellos muy similares a los originales. 

El procedimiento se registró en la avanzada aduanera de Quillagua, 212 kilómetros al sur de Iquique, cuando los fiscalizadores revisaron el equipaje de un grupo de pasajeros mediante la máquina de Rayos X. 

En dicho contexto, detectaron irregularidades en la densidad de una maleta con ruedas perteneciente al ciudadano peruano C.C.Z., de 42 años de edad, quien dijo viajar desde Arica a Santiago con fines turísticos. 

Al analizar el equipaje del viajero extranjero se comprobó la existencia de un doble fondo donde había cientos de billetes. A su vez, el pasajero ocultaba más dinero al interior de su chaqueta y adherido con panties a su cuerpo, sumando un total de 740 billetes de 50 euros cada uno, 1.480 billetes de 50 dólares cada uno y 3.270 billetes de 100 dólares cada uno. 

El papel moneda fue analizado y se comprobó inicialmente que era falsificado, aunque muchos exhiben una gran factura e incluso tienen sellos que son muy difíciles de imitar. 

Debido a todo esto, los aduaneros informaron inmediatamente al fiscal de Pozo Almonte y el imputado, junto a los billetes y medios de prueba, fue entregado a Carabineros. 

El control de detención se realizó en Pozo Almonte y C.C.Z. fue formalizado por los delitos de contrabando e introducción de moneda sin uso legal en Chile. 

El magistrado Francisco Perazzo estableció que el ciudadano extranjero quede en prisión preventiva y fijó un plazo de 60 días de investigación. 

PUB/SVM